La desaparición inminente del efectivo

Por octubre 9, 2017Sin categoría

Desde los tiempos del trueque ha sido más que evidente la importancia de la valoración de los bienes y servicios en función de otros. Algunos intercambiaban las ropas por alimentos y otros por piedras preciosas. Sin embargo, desde ese entonces el medio de pago sufrió una transformación al sistema de pago que conocemos hoy en día.

El hecho de que los bienes puedan ser valorados respecto a una moneda y que las diferentes monedas puedan ser valoradas entre sí es de suma importancia para las personas y el desenvolvimiento de la sociedad actual. El surgimiento del dinero en efectivo dio paso al ambiente financiero como lo conocemos actualmente y se ha transformado poco a poco a medida que las tecnologías se van desarrollando.

Hoy en día, en las economías grandes es difícil encontrar personas que utilicen solamente el efectivo como su medio de pago. Las tarjetas de crédito y de débito, y las transferencias virtuales de dinero están convirtiéndose en la forma de pago más común en el mercado. Por otro lado, en las economías pequeñas con un grado elevado de informalidad la capacidad de regular el sistema financiero y sus transacciones se ve limitado, y por tanto el uso de efectivo es más común.

No hace mucho tiempo se empezó a contemplar la posibilidad de la existencia de lo que conoceríamos como Cashless Economies (economías sin efectivo). Este concepto se ha ido proliferando a raíz del mejoramiento y la mayor integración de las tecnologías con el sistema financiero. La idea detrás de esto es que las transacciones realizadas por los agentes económicos pueden realizarse a través de plataformas virtuales, por lo que, paulatinamente, vamos dejando de utilizar el dinero en efectivo para pagar por bienes y servicios.

Un ejemplo cercano a lo que se plantea anteriormente es Suiza, considerada una de las economías más avanzadas y modernas del mundo, donde solo 1% del valor total de las transacciones se realizan en dinero en efectivo. De acuerdo con el banco nacional de Suiza, el Riksbank, la impresión y manejo del dinero en efectivo es muy costoso, por lo que las entidades financieras están empezando a acudir, cada vez más, a transacciones digitales.

La reciente exposición de la nueva Ley 155-17 contra el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo ha traído consigo un fuerte debate sobre sus efectos dentro de la economía dominicana. La ley impone restricciones sobre el uso del efectivo y promueve las transacciones reguladas a través del sistema financiero. No obstante, la composición mayormente informal de la economía dominicana ha sido la raíz fundamental de la discusión en cuestión y es uno de los retos más grandes a los que se argumenta que se podría enfrentar la implementación de dicha ley.

Sería difícil sostener que el dinero en efectivo desaparecerá completamente de las economías del mundo en el futuro cercano, pues aún queda un espacio por recorrer para que los programas de inclusión financiera sean incorporados en todos los países del mundo y utilizados por las personas que lo habitan. No obstante, de existir más beneficios que desventajas, la idea no es tan descabellada como para esperar que algo como esto suceda en generaciones próximas que habiten el mundo.

 

Entradas recientes / Ver todas las entradas

Seguros de desempleo: ¿Aplicables a República Dominicana?

El desempleo afecta a todos los países, pero no todos los agentes económicos sufren las mismas consecuencias. En muchos países aquellos trabajadores que sufren de cesantía son subsidiados por un…

Presiones sobre el final de año

A pesar de que desconocemos las cifras oficiales correspondientes al desempeño económico de los últimos meses de 2017, el largo tiempo que hemos esperado para su publicación nos deja con…

¡Primero América que sus santos!

Las fuertes ráfagas proteccionistas que caracterizan el clima de negocios en Estados Unidos han avivado una llama que se suponía apagada. En la actualidad parecían haber estado claras las bondades…