All Posts By

Liliana Cruz

Políticas contra ráfagas de 298 kilómetros por hora

Por | Sin categoría | No Comments

Los patrones de consumo y producción de un país a lo largo de un año pueden ser incentivados o regulados a través de medidas. Pero ¿Qué pasa cuando un evento que no puede ser controlado amenaza con destruir los esfuerzos materializados de una población? Y ¿Si no hay nada que se pueda hacer para evitarlo? Un fenómeno atmosférico adverso es un claro ejemplo de esto, y a la luz de estas interrogantes, resultaría interesante analizar los efectos de la última perturbación climática que prometía devastar a República Dominicana a su paso: el funesto huracán Irma.

Pese a que el ojo de este huracán no entró a territorio dominicano, como fue efectivamente previsto, las estadísticas al viernes 8 de septiembre sugieren que 966 viviendas resultaron afectadas y 108 destruidas. No se reportó la muerte de ninguna persona a causa de este fenómeno, pero 1,899 personas fueron desplazadas a casas de familiares y 12,829 se trasladaron a albergues. Como consecuencia de la tempestad, 38 comunidades se encontraban incomunicadas y el número de acueductos y puentes afectados ascendía a 30 y a 4, respectivamente.

Las inundaciones fueron abundantes en provincias como Santiago, Samaná, Puerto Plata y María Trinidad Sánchez, y la gran acumulación de agua en la presa de Sabaneta, San Juan forzó al vertido libre de la misma y con ello al desplazamiento de cientos de familias.

Se reportó que varios planteles educativos sufrieron daños parciales, dentro de estos se registran seis casos en Puerto Plata (Sosúa, Los Hidalgos, Imbert y Altamira), uno en Miches, dos en Santiago, y dos en Monte Plata. En respuesta, se ordenó la reparación inmediata de los mismos.

El daño a nivel agrícola aún no ha sido estimado por las autoridades, pero por ser el sector más vulnerable a este tipo de fenómenos, se ha hablado de préstamos para resarcir las secuelas del huracán; entre estos RD$11 millones a 133 productores en Bánica.

A pesar de los daños, las opiniones convergen hacia un mismo punto: el efecto de Irma fue menor al esperado. República Dominicana vio pasar una catástrofe nacional a poco más de 100 kilómetros de su costa norte. Con un 65% de hogares con techos de zinc, un territorio bañado de ríos y una zona rural dependiente de la actividad agrícola, los daños y el tiempo de recuperación parecerían incalculables frente a un escenario en el que Irma o sus homólogos arremetieran contra el país.

Considerando los esfuerzos hecho en la actualidad por fortalecer el marco regulatorio en miras a robustecer la economía dominicana y a aislar perturbaciones macroeconómicas, es inminente pensar en políticas para estos desafíos naturales e impredecibles que atentan contra la armonía económica del país.

Los esfuerzos realizados por los distintos organismos gubernamentales para mantener a la población informada y tomar medidas preventivas de evacuación forman parte de un primer paso preventivo para aminorar los riesgos que se derivan de estas situaciones. El Plan Relámpago y la iniciativa de la Aseguradora Agropecuaria Dominicana (Agrodosa), por su parte, son dos mecanismos importantes que sirven para amortiguar los deterioros de situaciones climáticas adversas.

Ahora bien, en la agenda de políticas contra ciclones no debe faltar tomar en consideración el porcentaje de la población que pone su vida y sus activos a disposición de precipitaciones abundantes por vivir a la orilla de ríos. Este es un verdadero reto para las autoridades porque significa una lucha directa contra instituciones informales, creencias o afectos de las personas hacia cosas materiales. Sin embargo, reducir el grado de vulnerabilidad de los dominicanos será a largo plazo la mejor aliada de las medidas preventivas, de canalización de crédito y dinamización de sectores que suavizan las consecuencias de los ciclones y huracanes.

 

Entradas recientes / Ver todas las entradas

La desaparición inminente del efectivo

Desde los tiempos del trueque ha sido más que evidente la importancia de la valoración de los bienes y servicios en función de otros. Algunos intercambiaban las ropas por alimentos…

Metamorfosis de los indicadores de pobreza

Hemos sido partícipes en la tarea de considerar pobres a las personas que sobreviven con 1.25 dólares al día o menos, es decir, que hemos limitado el ingreso como único…

Eficiencia e Igualdad: objetivos similares con resultados diferentes

Como la historia nos fue contada, la ciencia económica surgió con la misión de gestionar los recursos escasos de manera eficaz para satisfacer las necesidades humanas. Ahora bien ¿qué ha…

Flujos de capitales extranjeros

Por | Sin categoría | No Comments

Cuando se hace alusión a la entrada y salida de dinero extranjero destinado a inversiones, se habla del flujo de capitales extranjeros. El hecho de que las personas puedan canalizar su capital a otro país con o sin limitantes es uno de los principales determinantes de los efectos de las políticas macroeconómicas. A estos dos escenarios se les llama libre flujo de capital o controles de capital.

El libre flujo de capital es el fenómeno que permite que los retornos de la inversión se igualen en países distintos. Bajo este esquema, se crea una relación de dependencia entre las medidas que se tomen en una nación y otra, por ejemplo, movimientos de tasas de referencia.

Supongamos que las tasas de interés que ofrece República Dominicana a un inversionista son considerablemente más altas que en el resto del mundo; esto producirá una migración de capitales ─bajo el supuesto de racionalidad de los individuos─ que en el corto plazo aumentará el flujo de divisas entrantes y apreciará, o desacelerará la depreciación, del peso dominicano.

Por la relación existente entre la libre movilidad de capitales y la estabilidad del tipo de cambio, algunos países en el pasado recurrieron a los controles de capitales. En este escenario, se imponen desincentivos a la entrada y salida de estos flujos y en casos extremos, se restringen por completo.

Cuando importantes entradas de divisas responden a situaciones coyunturales favorables no permanentes, entonces se suele abogar por restricciones que dificulten la retirada de las inversiones. Esta idea descansa en el supuesto de que cuando finalice la condición que atraía montos altos de capitales, estos serán sustraídos de la economía produciendo un choque negativo que afectaría la actividad económica.

El grado de libertad que exista en un país para mover capitales incidirá directamente en el efecto de las decisiones de aumentos o disminuciones de impuestos, gastos gubernamentales y oferta de dinero. En la medida en la que los recursos de las personas no puedan migrar con facilidad hacia escenarios más rentables ante condiciones macroeconómicas más restrictivas, se esperaría que las medidas de política tengan mayores efectos en las tasas de interés del mercado.

El concepto de flujo de capital y sus implicaciones adquiere más importancia en esta época en que el proceso de globalización se encuentra en sus máximos estadios de expansión. La posibilidad con la cuentan los agentes para realizar desde las más complejas operaciones de inversión hasta la compra de acciones extranjeras por plataformas virtuales, ha sido posible debido a una predominancia creciente de la movilidad de capitales en todo el mundo.

Entradas recientes / Ver todas las entradas

Riesgo país

El riesgo país es un término de gran alcance, engloba el estudio de factores económicos, políticos, financieros, sociológicos e incluso históricos. Está definido como la probabilidad de que un ente…

Poder de Mercado

Como hemos visto en otras entradas de MacroConcept, uno de los principales supuestos que se hace para el análisis de los mercados de competencia perfecta es que hay un número…

La Brecha Norte-Sur

Los resultados de la historia han llevado a que el posicionamiento de las economías más grandes y de mayor influencia e interconexión a nivel global sea bastante curioso. Desde los…

Resultados preliminares de la economía del primer semestre de 2017

Por | Sin categoría | No Comments

El Banco Central de la República Dominicana (BCRD) dio a conocer los resultados de la economía dominicana en el primer semestre del año 2017. El crecimiento acumulado del periodo fue de 4%, explicado principalmente por una ralentización de la demanda interna y del gasto público ─acentuada durante el segundo trimestre del año─. El desempeño de la inversión fue tímido como consecuencia de la incertidumbre que impregnaba el panorama macroeconómico a los inversionistas y por un freno significativo del gasto de capital público.

Una descomposición sectorial del crecimiento del periodo permite advertir al sector construcción como el más afectado de todos con un decrecimiento interanual de 2.7%.  Del lado contrario, destacaron los sectores de servicios financieros; hoteles, bares y restaurantes; y agropecuario con las mayores expansiones porcentuales en términos interanuales. Por otro lado, la inflación acumulada a julio se ubicó en 1.20% mientras que la interanual ascendió a 2.54%.

La entidad adujo que la posición expansiva asumida a inicios de agosto ya estaba incidiendo positivamente en el crédito privado. Las cifras revelan que el mismo ha tenido un incremento equivalente a casi tres veces el crecimiento promedio mensual en los primeros siete meses del año.

La cuenta corriente del país registró un balance superavitario de US$255.4 millones durante enero-junio, lo que permitió mantener las reservas internaciones en máximos históricos. En detalle, la entrada de divisas totalizó aproximadamente US$13 mil millones.

Los indicadores del sector financiero del periodo permitieron evidenciar fortaleza en el sistema, calidad en los activos y rentabilidad patrimonial.

Las proyecciones de cierre de año auguran un crecimiento anual del Producto Interno Bruto (PIB) de 5%, una inflación cerca del límite inferior del rango meta, y un saldo de cuenta corriente deficitario equivalente a 2% del PIB. Las estimaciones del BCRD cuentan con una reacción positiva de la economía a las medidas monetarias puestas en vigor en el tercer trimestre del año y de una política fiscal más activa durante el segundo semestre del año.

En la rueda de prensa en que se dieron a conocer estos resultados, destacó como primicia la noticia sobre la recompra de la deuda Brady, contraída con el Plan Financiero de 1993 y con vencimiento a 2024. Según las declaraciones esta transacción es beneficiosa para el país porque redujo la deuda en moneda extranjera del BCRD sin comprometer las reservas internacionales de la institución, equivalente a una disminución aproximada de 0.5% del PIB de la deuda externa del Sector Público Consolidado. La recompra de la deuda Brady supuso ingresos extraordinarios para el BCRD por recompra a descuento, revalorización de activos y reducción en el pago de los intereses, por un monto neto de US$80 millones durante 2017.

Ver presentación oficial del BCRD

Entradas recientes / Ver todas las entradas

La desaparición inminente del efectivo

Desde los tiempos del trueque ha sido más que evidente la importancia de la valoración de los bienes y servicios en función de otros. Algunos intercambiaban las ropas por alimentos…

Metamorfosis de los indicadores de pobreza

Hemos sido partícipes en la tarea de considerar pobres a las personas que sobreviven con 1.25 dólares al día o menos, es decir, que hemos limitado el ingreso como único…

Eficiencia e Igualdad: objetivos similares con resultados diferentes

Como la historia nos fue contada, la ciencia económica surgió con la misión de gestionar los recursos escasos de manera eficaz para satisfacer las necesidades humanas. Ahora bien ¿qué ha…

Al son de las tasas de interés

Por | Sin categoría | No Comments

Cuando en la economía está circulando mucho dinero, esta se dinamiza porque las personas tienen más para gastar y los productores buscan satisfacer estas nuevas necesidades. Hay una variable que afecta considerablemente el ritmo de la actividad económica, y, por ende, merece particular atención: la tasa de interés del mercado. Este factor puede recoger o inyectar liquidez de la mano del público, y así, acelerar o disminuir la velocidad a la que se transan los bienes y servicios. Por la incuestionable incidencia de las tasas en la vida de las personas, analizaremos el panorama actual referente al tema y una fuente importante de cambios.

Si algo ha caracterizado el año 2017, son los cambios en las tasas de interés nacionales e internacionales debido a las decisiones de los hacedores de política. ─Sí, hay organismos (bancos centrales) que pueden mover las tasas de interés de un país─. En República Dominicana, se decidió elevar dos veces el tipo de interés de referencia en el primer semestre del año, y en agosto, la autoridad monetaria disminuyó la tasa de política monetaria en la cantidad en la que estas habían subido anteriormente (50 puntos básicos).

Se espera que en al menos los 60 días posteriores a la medida del Banco Central de la República Dominicana (BCRD), las tasas se mantengan bajas. Para prever qué pasará en los últimos meses del año, es necesario considerar qué harán los demás países al respecto del tema de la modificación de las tasas de referencia, no porque las autoridades dominicanas evalúen la pertinencia de sus medidas solamente en base a las acciones de los demás países, sino porque los efectos que provocan los movimientos de tasas extranjeras se hacen eco como perturbaciones en la economía dominicana.

La política monetaria estadounidense tiene una gran repercusión en República Dominicana, y por ello es crucial considerar las perspectivas de ese panorama para vislumbrar claramente el futuro de las tasas locales. Analizando la postura de Estados Unidos respecto a sus tasas, es primordial traer a colación las consideraciones sobre la normalización de la hoja de balance de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés). Las últimas declaraciones de la FED se revelaron un poco discretas en este tema, afirmando que este proceso podría empezar “relativamente rápido”. La publicación de datos de ventas al por menor y de la minuta de la FED en los próximos días servirá para determinar la rapidez en la que se implementará dicha medida en un contexto nublado por el conflicto verbal entre Donald Trump y Corea del Norte.

Un segundo elemento exógeno que influiría en la trayectoria de tasas de interés internas son las acciones del Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Inglaterra. Los pronósticos sobre estas también son mixtos. Por un lado, se espera que el BCE revierta su programa de compra de deuda en el corto plazo, y, por otro lado, se considera que las medidas del Banco de Inglaterra se verán entorpecidas por las estadísticas de desempeño ya publicadas, que no brindan buenas noticias.

El escenario europeo tiene implicaciones sobre la depreciación del dólar, y esto sobre las decisiones de política de la FED. Lo único seguro es que resulta fundamental dar seguimiento a la evolución de la actividad económica, los agregados monetarios, los niveles de depreciación del peso y de los precios dominicanos. En la medida en la que se aclare la suerte de las tasas internacionales, se podrá identificar con más facilidad cuáles serán los retos futuros de la política monetaria dominicana.

Entradas recientes / Ver todas las entradas

La desaparición inminente del efectivo

Desde los tiempos del trueque ha sido más que evidente la importancia de la valoración de los bienes y servicios en función de otros. Algunos intercambiaban las ropas por alimentos…

Metamorfosis de los indicadores de pobreza

Hemos sido partícipes en la tarea de considerar pobres a las personas que sobreviven con 1.25 dólares al día o menos, es decir, que hemos limitado el ingreso como único…

Eficiencia e Igualdad: objetivos similares con resultados diferentes

Como la historia nos fue contada, la ciencia económica surgió con la misión de gestionar los recursos escasos de manera eficaz para satisfacer las necesidades humanas. Ahora bien ¿qué ha…

Moody’s aumenta la calificación del riesgo crediticio de República Dominicana

Por | Sin categoría | No Comments

El jueves 20 de julio, la calificadora de riesgo Moody’s mejoró la calificación de la deuda de República Dominicana asignando de Ba1 a Baa3, lo que significa que el riesgo crediticio del país es ahora considerado como moderado.

Las causas principales de este aumento en la calificación fueron:

  1. El crecimiento robusto dominicano, superior al resto de América Latina y el Caribe,
  2. La mejora en la cuenta corriente del país, impulsada por precios del petróleo más bajos y las exportaciones de oro,
  3. La moderación del gasto del gobierno, principalmente por las disminuciones de las transferencias al sector eléctrico y,
  4. El aumento de las reservas internacionales.

Las proyecciones macroeconómicas para el país fueron catalogadas como estables. Se espera un crecimiento sostenido, que los niveles de deuda no disminuyan significativamente. A pesar de las mejoras recientes, se identificó como punto vulnerable el hecho de que la deuda del gobierno esté denominada principalmente en moneda extranjera, y que por ello, el pago de interés consume casi el 20% del gasto público.

Ver Informe

Entradas recientes / Ver todas las entradas

La desaparición inminente del efectivo

Desde los tiempos del trueque ha sido más que evidente la importancia de la valoración de los bienes y servicios en función de otros. Algunos intercambiaban las ropas por alimentos…

Metamorfosis de los indicadores de pobreza

Hemos sido partícipes en la tarea de considerar pobres a las personas que sobreviven con 1.25 dólares al día o menos, es decir, que hemos limitado el ingreso como único…

Eficiencia e Igualdad: objetivos similares con resultados diferentes

Como la historia nos fue contada, la ciencia económica surgió con la misión de gestionar los recursos escasos de manera eficaz para satisfacer las necesidades humanas. Ahora bien ¿qué ha…

¿Qué es el dinero?

Por | Sin categoría | No Comments

Lo que distingue un activo como dinero es la total aceptación de todos los vendedores a cambio de bienes y servicios. Las economías han evolucionado desde trueques, a monedas aseguradas en oro, y por último a dinero respaldado en confianza. Lo que ha garantizado que estos tipos de dinero hayan sido utilizados ha sido la confianza que se ha tenido en que podían ser intercambiados fácilmente por bienes y servicios. Esto explica por qué las expectativas (otra forma de hablar de la confianza) juegan un rol tan importante como motor principal de la actividad económica.

La confianza en el dinero va a depender de que cumpla tres funciones:

  • Medio de cambio: Se refiere a la capacidad de ser intercambiado por otros artículos. Los dominicanos pueden entrar a cualquier establecimiento del país y comprar a cambio de pesos dominicanos, pero no pueden hacer lo mismo en Estados Unidos. Esto significa que el peso dominicano es identificado como un medio de cambio dentro del territorio dominicano.
  • Unidad de cuenta: Es el criterio que utilizan las personas para establecer los precios en una economía. El activo denominado dinero debe servir para medir el valor económico de los bienes y servicios.
  • Depósito de valor: Implica que el dinero no puede ser perecedero y que debe transferir el poder de compra del presente al futuro. Además, debe ser el depósito de valor más líquido, es decir, debe ser fácilmente transado por bienes y servicios.

Uno de los puntos más vulnerables del dinero, motivo de rápida desconfianza en este activo, es la capacidad que el mismo tiene de perder valor en el tiempo (de no ser un depósito de valor perfecto). La inflación es el factor económico que atenta contra esta función del dinero. Ante este riesgo de pérdida de confianza, se ha resuelto a través del tiempo contar con organismos que guíen el nivel de precios de la economía: bancos centrales. Una de las medidas principales de control ha sido monopolizar la emisión de dinero, ya que desequilibrios en el dinero circulante en una economía pueden introducir volatilidad no deseada en los ciclos económicos y afectar directamente el bienestar de las personas.

El seguimiento constante de indicadores de esta índole, como el medio circulante, el efectivo en poder del público, la base monetaria, entre otros, es esencial en la toma de decisiones personales y empresariales.

Entradas recientes / Ver todas las entradas

Riesgo país

El riesgo país es un término de gran alcance, engloba el estudio de factores económicos, políticos, financieros, sociológicos e incluso históricos. Está definido como la probabilidad de que un ente…

Poder de Mercado

Como hemos visto en otras entradas de MacroConcept, uno de los principales supuestos que se hace para el análisis de los mercados de competencia perfecta es que hay un número…

La Brecha Norte-Sur

Los resultados de la historia han llevado a que el posicionamiento de las economías más grandes y de mayor influencia e interconexión a nivel global sea bastante curioso. Desde los…

Gasolina y Petróleo: el rumorado divorcio

Por | Sin categoría | No Comments

¿Por qué disminuye el precio del barril de petróleo y no lo hace el precio del galón de gasolina en igual magnitud? Esta pregunta aborda actualmente a muchos dominicanos, y a la luz de la misma se detallará a continuación la evolución de la gasolina en República Dominicana y el petróleo, seguida de una explicación sobre el alegado divorcio entre ambos precios.

A pesar de las diversas opiniones respecto al tema, hay un hecho irrefutable: el precio del petróleo ha disminuido drásticamente a raíz de la sobreproducción de crudo que tuvo lugar después de 2014. Este panorama ha favorecido a países que, como República Dominicana, son importadores netos de petróleo y sus derivados. Los beneficios se vieron reflejados en las finanzas públicas, sin embargo, estos no parecen haber sido tan claros para los consumidores de gasolina, gas y otros derivados.

Aunque se merece imperceptible a una gran parte de la población, hay evidencia de que los precios de la gasolina sí responden a los cambios en los precios internacionales de crudo.

Desde junio 2014 a enero 2015 el precio del barril de petróleo WTI disminuyó en más de 40%, pasando de US$105 a US$47 por barril. En el mismo periodo, el galón de gasolina regular varió de RD$253 a RD$172. Lo anterior implicaba que la reducción del precio del barril en US$58 equivalía a una disminución de RD$60 para el galón de gasolina, y no de RD$81 como efectivamente sucedió. Así se comprueba que para el periodo junio 2014 a enero 2015, el precio del galón de gasolina se redujo más que el precio del barril de petróleo.

El mismo análisis para la situación actual permite conclusiones similares. En 2016 el barril de crudo experimentó un incremento equivalente a RD$23 por galón de gasolina. Sin embargo, el aumento efectivo fue de RD$28 para gasolina premium y RD$30 para gasolina regular. Esto significa que las variaciones del precio de la gasolina reaccionan más que las del barril de petróleo en lapsos de tiempo largos o ante movimientos bruscos en el mercado internacional ─esto responde al efecto del impuesto ad valorem a los hidrocarburos en el precio de los mismos─.

La impresión que se tiene sobre la independencia de los precios de esta variable se explica a razón de que las fluctuaciones del petróleo no se traducen tan rápidamente a la gasolina en el corto plazo y cuando dichas oscilaciones no son tan pronunciadas (a diferencia de las que caracterizaron el año 2014 o 2016). De hecho, se estima una correlación superior al 80% entre los precios del petróleo y la gasolina. De enero a junio 2017, el precio de la gasolina no ha variado, aunque sí lo ha hecho marginalmente el precio del petróleo.

En 2017 entró en vigor un acuerdo de recorte de producción petrolera de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que perseguía unir esfuerzos para aumentar los precios del barril de petróleo, pero que aún no lo ha conseguido. Mientras la OPEP intenta recuperar la confianza de los agentes del mercado y reducir la producción de petróleo, los pronósticos vaticinan una extensión de este periodo de bajos precios. Es importante dar seguimiento al panorama internacional, por ser crítico para la determinación de precios clave para el funcionamiento de la economía dominicana. Solo de esta forma podemos tomar decisiones verdaderamente informadas.

Entradas recientes / Ver todas las entradas

La desaparición inminente del efectivo

Desde los tiempos del trueque ha sido más que evidente la importancia de la valoración de los bienes y servicios en función de otros. Algunos intercambiaban las ropas por alimentos…

Metamorfosis de los indicadores de pobreza

Hemos sido partícipes en la tarea de considerar pobres a las personas que sobreviven con 1.25 dólares al día o menos, es decir, que hemos limitado el ingreso como único…

Eficiencia e Igualdad: objetivos similares con resultados diferentes

Como la historia nos fue contada, la ciencia económica surgió con la misión de gestionar los recursos escasos de manera eficaz para satisfacer las necesidades humanas. Ahora bien ¿qué ha…

BCE no reduciría más sus tipos de interés

Por | Sin categoría | No Comments

El Banco Central Europeo (BCE) dejó sus principales tasas de política sin cambios, como se esperaba, después de una reunión en Tallin, y no anunció cambios en su programa de compra de activos. Sin embargo, el BCE hizo un par de ajustes a su declaración de política. Dicho organismo actualizó su orientación política sobre los tipos de interés, eliminando la referencia a la adopción de tasas “más bajas si es necesario”.

El BCE dijo que no reduciría sus tasas de interés récord bajas, ya que busca adaptarse a una recuperación sorprendentemente fuerte de la eurozona.

Sin embargo, el banco confirmó que continuaría el programa de flexibilización cuantitativa hasta el final del año o más allá si fuera necesario y dejó sin cambios los tipos de interés a 0% para la tasa base y menos 0.4% para la tasa de depósito bancario.

“El Consejo de Gobierno espera que los tipos de interés clave del BCE permanezcan en su nivel actual durante un período prolongado y mucho más allá del horizonte de las compras de activos netos”, dijo en su comunicado.

Mario Draghi, presidente del BCE, dijo que los riesgos para el crecimiento estaban equilibrados; lo que supuso un cambio respecto a la evaluación previa del BCE de que los riesgos estaban “inclinados a la baja”. Añadió que el riesgo de deflación ha desaparecido y que por eso se iba a eliminar el programa de facilitación cuantitativa”.

Recapitulando el tema de los bonos del Banco Central

Por | Sin categoría | No Comments

La crisis bancaria de 2003 ocurrida en República Dominicana llevó al Banco Central (BCRD) a intervenir, devolviendo los ahorros a las personas que se vieron afectadas por la quiebra de los bancos donde tenían sus depósitos. Esto supuso un déficit acumulado muy alto para dicho organismo, que a cierre de 2003 equivalía a 7.4% del Producto Interno Bruto (PIB).

Para resarcir este deterioro en las cuentas del BCRD, se erogó la Ley de Recapitalización 167-07, mediante la que el Estado se comprometía a cubrir las pérdidas acumuladas desde 1947-2005 en un plazo de diez años; esta promesa de pago estaba contenida en bonos que pagaban intereses y debía ser cumplida en el año 2017.

A junio 2017 las cuentas del BCRD no se han recuperado como fue planeado. La evolución positiva del patrimonio del BC responde esencialmente a la acumulación de cuentas por cobrar en los activos del BCRD, y no a pagos reales de parte del Gobierno Central.

A pesar de que el capital del BCRD pasó de -12% del PIB en 2004 a -1.2% del PIB en 2015, se ha calculado este capital excluyendo los Bonos de Recapitalización y las cuentas por recibir del Gobierno Dominicano, y en estas se puede observar que el capital del BCRD pasó solamente de -19% en 2004 a -16% en 2015.

Varios factores ─además de la diferencia entre las transferencias efectivas del gobierno y las estipuladas─ han influido en que el ritmo de pago haya sido menor al contemplado en el plan de recapitalización. En este sentido, Ramírez y Ovalle (2016), exponen que dentro de los factores más relevantes que explican la divergencia del capital actual del banco respecto al ideado, destacan:

i) El costo que ha implicado para el BCRD la política de acumulación de reservas internacionales por ir de la mano con medidas de endeudamiento interno,

ii) La disminución de las tasas de interés internacionales que percibe el BCRD por la tenencia de activos externos ─esto último responde a la crisis global de 2007─,

iii) El incremento en la proporción de deuda de largo plazo en el portafolio del BCRD ─diferenciada de la deuda de corto plazo, por pagar mayor tasa de interés─.

Las autoridades consideran ya una solución a este plan inconcluso. Se ha hecho de carácter público la previsión de un nuevo proyecto de Ley que dé lugar a un nuevo plan de recapitalización del BCRD. Declararon que factores adversos impidieron acabar el plan en diez años, y que, por ello, se pretende extender el plazo a 15 o 16 años para que el gobierno cumpla con sus obligaciones.

Este posible repensar podría incluir un análisis de los catalizadores del fallo del plan de recapitalización; más allá de una crisis global que escapaba de las manos de una economía pequeña como República Dominicana. Si bien es cierto, como han estimado otros economistas, que la deuda del BCRD no se proyecta como insostenible, resulta primordial recapitalizar el Banco Central para lograr la protección de la independencia financiera. Mientras el plan no se materialice, cualquier entrada de dinero percibida por el Gobierno podría verse comprometida a las transferencias del Banco Central en vez de destinarse a otras prioridades. A razón de esto, ciertos objetivos fiscales podrían verse prorrogados e incluso descartados.


Referencias:

Ramírez, Francisco y Ovalle, Raúl. (2016). Análisis inter-temporal de la hoja de balance de un Banco Central: El caso dominicano. Concurso Anual de Economía Biblioteca ¨Juan Pablo Duarte¨, 2016.

Trump retirará a EEUU del acuerdo de París

Por | Sin categoría | No Comments

El presidente de Estados Unidos contemplaba la posibilidad de retirar a Estados Unidos del Acuerdo Climático de París. Con esta medida se busca poner fin a la implementación de los objetivos de reducción de carbono establecidos en el gobierno de Obama y terminar las contribuciones al Fondo Verde del Clima de las Naciones Unidas.

En este sentido, las empresas estadounidenses han reaccionado con consternación ante esta perspectiva, advirtiendo que retirar el acuerdo afectaría los empleos y la inversión. Asimismo, los ejecutivos que respaldaron el acuerdo advirtieron que la retirada de EEUU podría obstaculizar el crecimiento de las compañías estadounidenses y hacerles más difícil competir internacionalmente.

Varios sectores han expresado la preocupación por el impacto en los mercados de productos que pueden ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, y han hecho la advertencia de que los países que quedan en el acuerdo podrían imponer tarifas comerciales a los bienes estadounidenses en represalia a esta decisión. A pesar de que algunos grupos han dicho que seguirán adelante con inversiones en tecnologías de reducción de emisiones, las opiniones de las empresas estadounidenses están divididas.

Este jueves en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca, Trump confirmó sus intenciones afirmando que cumplirá con su deber de proteger a Estados Unidos y a sus ciudadanos, retirando a Estados Unidos del acuerdo climático de París. El mandatario afirmó también que, ejecutado el plan, se iniciarían negociaciones para volver a entrar en el acuerdo de París o en una modificación del mismo que prometa términos justos para los Estados Unidos.

“Estamos saliendo,  empezaremos a renegociar y veremos si hay un mejor trato, si podemos, genial, si no podemos, está bien”, agregó el presidente. Cuando inicien los procedimientos para ejecutar esta medida, tendrá lugar un largo proceso que no concluirá hasta noviembre de 2020.

Fuente: Financial Times y CNN