All Posts By

Stephanie Reyes

Riesgo país

Por | Sin categoría | No Comments

El riesgo país es un término de gran alcance, engloba el estudio de factores económicos, políticos, financieros, sociológicos e incluso históricos. Está definido como la probabilidad de que un ente prestatario no pueda cumplir sus obligaciones financieras ya sea por índole macroeconómica, política, social o embates de la naturaleza. Por esta razón los prestamistas exigen un mayor tipo de interés con el fin de compensar el riesgo.

Este concepto toma mayor auge en el ámbito financiero tras la crisis de la deuda latinoamericana de la década de los 80s.

Las variables que fungen como determinantes al momento de su cálculo, desde la óptica social son la estabilidad política, niveles de corrupción. Los factores que inciden en el cálculo del riesgo país desde el ámbito económico son patrón de crecimiento económico, inflación, ingreso per cápita, nivel de gasto gubernamental improductivo, entre otros.

A su vez este indicador se puede dividir en:

  • Riesgo Soberano: es el que asume el prestamista internacional cuando el deudor es el Estado, que pueda negarse al pago por condiciones específicas del país de naturaleza económica o financiera.
  • Riesgo de Transferencia: relacionado a la incapacidad de entidades privadas de no poder cumplir con los intereses, capital y dividendos, dada la carencia de divisas de un país como consecuencia de una situación económica.
  • Riesgo Económico-Financiero: surge de la posible variabilidad de la forma de financiamiento de una inversión y los resultados operacionales de la misma.
  • Riesgo Político: probabilidad de pérdidas, quiebras patrimoniales o daños a los individuos por la actuación gubernamental o fuerzas sociales o políticas del país.

Asimismo, el riesgo de transferencias y los demás relacionados a la actividad financiera internacional, dan lugar a los riesgos de la Inversión Extranjera Directa (IED), desde la perspectiva del capital.

El indicador riesgo país pese a que busca cuantificar el grado de riesgo que entraña un país para inversiones extranjeras, no es concluyente ya que por sí solo no es capaz de mostrar la evolución de la inversión, el crecimiento ni describir la dirección del ciclo económico. Sin embargo, este indicador se ha convertido en una pieza esencial para el otorgamiento de empréstitos a los países de América Latina y el Caribe.

Entradas recientes / Ver todas las entradas

Riesgo país

El riesgo país es un término de gran alcance, engloba el estudio de factores económicos, políticos, financieros, sociológicos e incluso históricos. Está definido como la probabilidad de que un ente…

Poder de Mercado

Como hemos visto en otras entradas de MacroConcept, uno de los principales supuestos que se hace para el análisis de los mercados de competencia perfecta es que hay un número…

La Brecha Norte-Sur

Los resultados de la historia han llevado a que el posicionamiento de las economías más grandes y de mayor influencia e interconexión a nivel global sea bastante curioso. Desde los…

Metamorfosis de los indicadores de pobreza

Por | Sin categoría | No Comments

Hemos sido partícipes en la tarea de considerar pobres a las personas que sobreviven con 1.25 dólares al día o menos, es decir, que hemos limitado el ingreso como único insumo para la medición de la pobreza, evidenciando que el enfoque monetario ha predominado sobre las demás perspectivas. Pero ¿es este indicador capaz de englobar la definición de pobreza?, ¿acaso una persona carente de una vida saludable, libertad, respeto a los derechos humanos y acceso a servicios básicos con un gasto diario superior a 1.25 dólares, no debe ser considerado como un individuo en condición de precariedad?

Esta concepción no es errónea. Las líneas de pobreza son excelentes indicadores al momento de medir solo un tipo de pobreza: la monetaria. Esta parametrización da a lugar al paradigma del ingreso, donde se cataloga como pobre a los individuos, únicamente cuando sus gastos medios en escalas de equivalencia se encuentran por debajo del umbral establecido. Por ende, el indicador no proporciona un marco real de la situación, dejando de lado aspectos sociales indispensables en la determinación de la misma, como la libertad de expresión y asociación, necesidades básicas insatisfechas, acceso a servicios e información.

Con el objetivo de obtener una medición que recopile más información relativa al bienestar y la calidad de vida de las personas más allá del ingreso, en 2010 la Iniciativa de Desarrollo Humano y Pobreza de la Universidad de Oxford, desarrolla el Índice de Pobreza Multidimensional. Este criterio abarca dimensiones relacionadas al estado de la vivienda, servicios básicos, estándar de vida, educación, empleo y protección social, suministrando una noción más acertada al concepto de pobreza. Dichas dimensiones a su vez poseen un total de 15 estratificaciones o privaciones.  La metodología sostiene que si un individuo posee al menos un 25% de las carencias es catalogado pobre.

Supongamos el caso de un individuo de 21 años que no completó los estudios secundarios y devenga alrededor de RD$2,500 pesos mensuales. Esta misma persona, por su limitada capacidad de adquisición, carece en su hogar electrodomésticos esenciales, tales como: lavadora, plancha y televisor, las calles de su sector no están asfaltadas, el piso de su vivienda es de tierra, el techo de zinc y solo cuenta con una habitación, pero además, vive con 3 parientes. Desde la óptica monetaria este joven no es considerado pobre, pero desde el IPM si es catalogado como tal.

La República Dominicana toma un lapso de alrededor de media década para construir el IPM. El Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD) emite a finales de junio del presente año el primer informe preliminar de la ejecución de esta metodología. Utilizando como fuente principal la Encuesta de la Fuerza de Trabajo (ENFT), para el periodo 2000-2016. La implementación de esta metodología sienta las bases para el logro del eje número dos de la Estrategia Nacional de Desarrollo (END) respecto a la reducción de la pobreza.

Dentro de los hallazgos relevantes del informe se aprecia que la pobreza multidimensional en el país mostró una caída pasando de 34.9% en 2012 a 23.1% en 2016 para una disminución de 11.8 puntos porcentuales. En ese mismo orden se observa que, los determinantes de mayor incidencia en el cambio del IPM dentro del periodo analizado fue la caída en la privación de ingreso, la baja en la carencia de bienes duraderos, la reducción de escasez de fuentes de aguas mejoradas y la disminución del logro educativo insuficiente.

La puesta en escena de este indicador permite entrever un gran avance en materia social. Dado que permite el diseño y ejecución de políticas públicas que permitirán abolir los factores determinantes de la pobreza y proporciona una métrica comparable con otros 108 países de la región.

 

Entradas recientes / Ver todas las entradas

La desaparición inminente del efectivo

Desde los tiempos del trueque ha sido más que evidente la importancia de la valoración de los bienes y servicios en función de otros. Algunos intercambiaban las ropas por alimentos…

Metamorfosis de los indicadores de pobreza

Hemos sido partícipes en la tarea de considerar pobres a las personas que sobreviven con 1.25 dólares al día o menos, es decir, que hemos limitado el ingreso como único…

Eficiencia e Igualdad: objetivos similares con resultados diferentes

Como la historia nos fue contada, la ciencia económica surgió con la misión de gestionar los recursos escasos de manera eficaz para satisfacer las necesidades humanas. Ahora bien ¿qué ha…