Presupuesto 2014: Avances en la Presión Tributaria

Por octubre 17, 2013Sin categoría

Para el año 2014 la panorámica no es muy diferente a 2013.  Se estima un crecimiento de los ingresos corrientes de 12.1%, principalmente por un aumento en los ingresos tributarios de 14%.  Este crecimiento está fundamentado en la implementación de las medidas postergadas de la reforma 2012, y en un crecimiento económico de 4.5%, considerado alto para algunos analistas.  El crecimiento que debe considerarse para las estimaciones debe ser el que excluye minería, pues ya los ingresos de esta actividad están estimados. El Presupuesto asume también una depreciación del peso de 6.5%, lo cual podría incentivar algunos sectores exportadores como el turismo que impulsen el crecimiento.  Sin embargo este crecimiento parece optimista, una vez más.

Los ingresos del presupuesto 2014 implican un incremento de la presión tributaria de 0.6%, situándose en 14.6%, similar a la estimada y no lograda para 2013.  La entrada de los recursos de la Barrick Gold (US$327 MM) han sido críticos tanto en 2013 como en 2014 para el incremento de la presión tributaria. En 2014 se prevé una pérdida de ingresos del orden de 0.4% del PIB, por la desaparición de algunas figuras impositivas, como el impuesto del 1% de los activos y los ingresos que generó la amnistía fiscal.  Adicionalmente, se estima obtener recursos adicionales por el aumento de 8% a 11% de la tasa del Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS) para ciertos bienes primarios y la implementación de algunas medidas postergadas de la reforma tributaria:

  • Incremento de los montos del Impuesto Selectivo al Consumo específico aplicado a productos del alcohol, bebidas alcohólicas y cervezas,
  • Aplicación del impuesto que grava la externalidad negativa causada por la emisión de gases de carbón durante el desplazamiento vehicular,
  • Aplicación de la normativa de precios de transferencia
  • Aplicación del impuesto de RD$12,000 anual cobrado a los establecimientos de venta al por menor de mercancías, por concepto de operación, incluyendo bares y restaurantes, que tengan un total de compras superior a RD$50,000 al mes.

En el documento nuevamente se estiman ingresos que el fisco deja de percibir al otorgar un tratamiento impositivo preferencial con el objetivo de beneficiar a determinadas zonas o contribuyentes, lo  que se conoce como gasto tributario. Este gasto corresponde al 6.6% del PIB, más de la mitad debido a las exenciones de ITBIS.  En este sentido tampoco se observan avances en el presupuesto, sino que se extiende el mandato otorgado al Ministerio de Hacienda de realizar el Análisis Costo Beneficio (ACB) de los incentivos otorgados por las diferentes leyes que crean gasto tributario.  En una economía con elevados niveles de informalidad, la exención del ITBIS sigue siendo cuestionable, mucho más luego de la implementación de un mecanismo de focalización del gasto tan efectivo como lo es la tarjeta solidaridad.   La reducción de este gasto es crítico para lograr la presión tributaria de 16% de cara al 2016.