Opinión: Optimismo para el próximo año

Por diciembre 27, 2013Sin categoría

El nuevo año que se avecina plantea un sinnúmero de señales prometedoras sobre el comportamiento de la actividad económica ante el curso de la economía mundial. A juzgar por los planteamientos de sectores empresariales, del Gobierno y profesionales de la economía, el 2014 deja atrás el fardo pesado que implican los efectos de un importante ajuste fiscal y la implementación de la mayor parte de nuevas figuras impositivas, contempladas en la reforma.

Jacqueline Mora, economista principal de la firma de consultores Analytica, corrobora gran parte de esa premisa, al señalar que el año 2014 “trae una nueva maleta, que aunque pesada parece ser más ligera que el año que termina”.

A inicios de año se contaría con los recursos del pago de ganancia de capital de la minera Barrick, así como inversión en el sector de telecomunicaciones, y posiblemente la emisión de los bonos soberanos, adujo.

El año 2014 es más prometedor que el 2013, pero trae muchos retos, no obstante, a su juicio, para que la economía alcance un mejor desempeño es crítico mejorar las expectativas del sector privado, y que el sector público inicie con la evaluación de las reformas pendientes y el diálogo, porque “de lo contrario se hace cada vez más difícil sobrevivir de las fluctuaciones de corto plazo de otras economías”.

La cúpula empresarial ha saludado los esfuerzos del Gobierno en la reducción del déficit fiscal, a la vez que mantiene sus reclamos para volver a la mesa del diálogo sobre aspectos fundamentales como el pacto por la electricidad, la promoción de las exportaciones, la reforma laboral para reducir la informalidad y un pacto fiscal que facilite la permanencia y la competitividad de las industrias nacionales, entre otras medidas contempladas en la Estrategia Nacional de Desarrollo.

Crecimiento
La economista Mora estima que la primera mitad del año 2014 habrá un crecimiento superior al 5%, el cual sería menor en la segunda mitad del año.

Asimismo, las bajas tasas de interés y entrada de divisas puede estimular el crecimiento del producto interno bruto y el consumo. A esto se añaden una estimación de ingresos que parece ser también optimista, afirmó.

Retos
En cuanto a la generación de empleos, las actuales fusiones y adquisiciones en diferentes mercados reducen la posibilidad de menores tasas de desempleo a pesar del mayor crecimiento, dijo.

Estima que en materia monetaria al final de año podría generarse una política más restrictiva. Advierte que en las últimas semanas se observa una fuerte caída en los precios del oro, por debajo de US$1,300 la onza, que es la referencia en el presupuesto, situación que pondría en peligro el cumplimiento del déficit estimado, y provocar la necesidad de una mayor deuda interna a final de año, mediante un presupuesto complementario. El 2013 se enmarcó en la nueva reforma fiscal, una reducción severa del gasto de capital del Gobierno, y presiones en el tipo de cambio, por un menor flujo de capitales, explicó.

Mundial. Las perspectivas internacionales
De acuerdo a las perspectivas del FMI en su informe económico mundial, la economía estadounidense se proyecta que cierre el 2013 con un crecimiento de un 1.56%, incrementándose a 2.59% para 2014, observa la economista Jacqueline Mora. Mientras, por otro lado, el desempleo se ha reducido en casi un 1% , y ya a noviembre el indicador se situó en el nivel más bajo de este año con un 7%. Si esta tendencia continúa es muy probable que para finales de 2014 la tasa de desempleo este muy cercana al 6%, y con ello existan mayores posibilidades de incremento de tasas de interés durante la segunda mitad del 2014.

En diciembre la Reserva Federal anunció una reducción en las compras de bonos. En cuanto a la zona euro, se espera que en 2014 cierre con una tasa de crecimiento positiva muy cercana al 1%. China mantiene perspectivas de desaceleración, con un crecimiento ligeramente inferior al esperado en 2013, alrededor de 7.25%. En cuanto al panorama latinoamericano también las expectativas son buenas. Para el año 2014 se espera que la región de América Latina y el Caribe crezca en 3.11%, superior al 2.68% esperado para 2013. La perspectiva anterior tiene en términos generales buenas implicaciones para República Dominicana, con sus retos asociados, explicó Mora.

Artículo publicado originalmente en Listindiario.com en fecha 26 de diciembre de 2013