Petróleo: El Momento de los Underdogs

Por enero 19, 2015Sin categoría

A través de los años el petróleo ha sido un factor importante para el desarrollo de la humanidad, siendo normalmente preocupante por su alto precio. Pero durante los últimos meses a pesar que su caída representa buenas noticias para muchos países latinos, como República Dominicana., otros países emergentes y exportadores de petróleo están impactados negativamente lo que ha conllevado un incremento de su riesgo país, y el atractivo de sus deudas para el inversionista. Esto también representa un riesgo para República Dominicana, como lo demuestra el comportamiento reciente de la prima por riesgo. A inicio del año 2015 el precio del barril ha presentado su valor más bajo de los últimos cinco años, llegando a 46.59. La caída del precio de las materias primas y el petróleo han afectado tanto positivo como negativamente a países importadores y exportadores de este llamado oro negro. Lo realmente preocupante de la caída del petróleo es la posibilidad de quiebra de países emergentes y que muchos inversionistas dejen de invertir en estos países, con su efecto cascada sobre países como el nuestro, que somos parte de esa canasta de “emergentes”.

embi rd

Las disminuciones del precio del crudo tienen su origen en varios aspectos. Si bien es cierto que la decisión de la OPEP fue un factor fundamental, otros elementos explican este comportamiento desde mediados del año pasado. Por un lado la desaceleración del crecimiento en China, así como la mayor producción de Estados Unidos del crudo han tenido un efecto negativo en el precio. Adicionalmente las perspectivas de mayores tasas de interés en Estados Unidos tienen efectos sobre el precio. De hecho existen cuatro canales que explican como la tasa de interés real afecta el precio de los commodities. En primer lugar, altas tasas de interés reducen el precio de los commodities almacenables, lo que incentiva a la extracción de hoy sobre mañana. Segundo, las altas tasas de interés reducen el deseo de mantener inventario (por ej: petróleo en tanques). En tercer lugar, los gestores de cartera responden a un aumento de la tasa de interés cambiando los contratos de los commodities (que son una clase de activo) en bonos del tesoro. Finalmente, un alza de las tasas de interés fortalece la moneda local, de este modo reduciendo los precios internacionales de los commodities en términos de moneda local.

Debido a la variación en el precio del petróleo, los mercados de divisas se han visto afectado directamente. Se presentó un movimiento de capitales de las Bolsas y bonos europeos, hacia los Estados Unidos. Por igual los inversionistas también reforzaron sus apuestas por el dólar y llevaron el euro a cerrar con un 1.19 con respecto al dólar, el mínimo desde 2006. Este flujo de capitales entrando a los Estados Unidos hace que el dólar se vuelva más fuerte, lo que explica la razón por la cual los precios de algunos commodities pueden verse bajos en términos del dólar y altos en términos de otras monedas. Este movimiento también tendría un impacto en República Dominicana, ya que el precio de sus exportaciones agropecuarias sería menor en dólares, aunque el impacto sobre otras importaciones sería positivo.

Para Europa el hecho de que el precio del petróleo disminuya ha producido un efecto negativo para sus economías, principalmente para Rusia. Para Rusia la combinación del desplome del crudo, del que dependen el 68% de sus ingresos, y la imposición de las sanciones financieras sobre sus grandes empresas energéticas está provocando que los inversionistas trasladen su dinero a otro lugar afectando de este modo la moneda. La moneda rusa está sufriendo su peor caída desde la crisis de 1998 y se mueve en valores mínimos históricos frente al dólar y el euro, a la que las autoridades han respondido con un aumento de los tipos de interés de hasta un 17%, lo que no aporta nada para ayudar a la economía.

Debido a la crisis por la que está pasando Rusia, los demás países emergentes se ven afectados por el aumento del riesgo país del mismo. Un aumento del riesgo país en Rusia ocasiona que el EMBI global aumente, lo que afecta a los demás países del mismo modo. Por tanto si el riesgo país es bajo este atrae capitales, aumenta las inversiones, se generan empleos y crece el producto. De otro modo salen capitales, disminuyen con ello las inversiones locales, se devalúa la moneda y el producto baja.

En América Latina la caída del petróleo y las demás materias primas, ha sido un impulso para la crisis que se tenía prevista para el 2014 en la región. La tendencia a la baja que sigue teniendo el crudo a principios del 2015 perjudica a países como México, Brasil, Ecuador, Colombia, Argentina y Venezuela los cuales son exportadores del crudo se ven afectados negativamente por estas variaciones ya que son países que un gran porcentaje de sus ingresos provienen de la exportación del crudo. México ha tomado la decisión de abrirse a inversiones privadas en la producción del crudo, mientras que Venezuela y Ecuador, que desarrollaron una fuerte dependencia de los ingresos por la exportación de esta materia prima, sí enfrentan problemas.

Hace algunas semanas trascendió en Ecuador recortar el plan de gastos nacionales. El gobierno de Rafael Correa recortó $1,420 millones de su presupuesto para el año en curso a raíz de la caída del precio internacional del petróleo, informó el Ministerio de Finanzas. La disminución afecta en $839.8 millones los gastos de inversión y en $580 millones los gastos corrientes de salarios, bienes y servicios.

En cuanto a Venezuela, el presidente Nicolás Maduro, intenta promover un alza de los precios del crudo, pero no ha tenido suficiente apoyo. Por lo que el presidente se encuentra en búsqueda de inversores extranjeros para así cubrir las pérdidas ocasionadas por la baja del barril. Recientemente China le otorgo un préstamo a Venezuela y Ecuador para enfrentar la crisis que se vive en estos países; quienes también han sido afectados por la depreciación de los commodities debido a las altas tasas de intereses que han fortalecido al dólar. Por otro lado países importadores del crudo se han visto afectados positivamente, ya que esta baja ocasiona que sus gastos nacionales se vean reducidos, menos demanda de dólares, reducción de costos de energía y subsidios del Estado.

En el caso particular de Republica Dominicana es notable que la inflación en el 2014 fue de 1.58%, su valor más bajo desde 1984, influenciada principalmente por el efecto deflacionario de la contracción del precio del crudo. El Banco Central pronostica un crecimiento real del PIB entre 4.5% y 5%, pero esto podría aumentar si se mantienen los precios actuales del crudo. Por igual, la presión tributaria podría aumentar, contrario a las estimaciones del BCRD, si el crecimiento económico causa un auge en los impuestos al consumo y la renta que compense una sub-ejecución del impuesto a los valores de los combustibles. Por otro lado de mantenerse bajo el precio del barril, el sector eléctrico no debería reflejar cambios en las tarifas eléctricas debido al alto déficit que presenta este sector para el país; en dado caso lo ideal sería mantener la tarifa para de este modo reducir las pérdidas y utilizar los fondos para el pago de la deuda en el sector. Se estima que el efecto neto sobre el déficit, podría ser superior a los RD$12,000 millones. Ciertamente el efecto del financiamiento de PetroCaribe es importante. Dependiendo del escenario, estimamos que el efecto de la reducción del financiamiento sería inferior a la reducción del déficit, y de ser superior los recursos extra necesarios no superarían los US$100 millones. El déficit del sector público sería menor por un ahorro en los subsidios al sector eléctrico, entre otras partidas; la disyuntiva en el 2015 será decidir entre permitir que el resultado fiscal quede por debajo de lo planeado, o consumir los fondos disponibles. De consumirse los fondos disponibles, lo ideal sería que se destine a proyectos de inversión que tengan beneficios a largo plazo como educación, salud y la mejora de la red eléctrica, y no en financiamiento de campañas electorales, debido a que para 2016 serán elegidas más de 23 posiciones.


El momento de los Underdogs

El término “underdog” se usa para definir a un candidato en competición que tiene pocas posibilidades de ganar. Los países importadores neto de petróleo han cargado con un alto y creciente precio del crudo en las últimas décadas. En la medida que el bajo precio se mantenga los países importadores tienen la oportunidad de jugar La Serie Mundial, al igual que Las Estrellas Orientales tienen la oportunidad de conquistar su primer título en el siglo XXI.