Un buen manejo diplomático del comercio internacional

Por febrero 11, 2015Sin categoría
top_logo

Entendimiento de Solución de Diferencias de la OMC

Para economías pequeñas como República Dominicana, el manejo diplomático del comercio internacional es imprescindible.

En los últimos veinte años la participación del comercio exterior (exportaciones + importaciones) en la economía dominicana (PIB) ha bajado desde más de 80% a menos de 60%, según las estadísticas del Banco Central.

Es verdad que cierto nivel de crecimiento hacia dentro es positivo, mayormente porque permite desarrollar industrias sin el riesgo de choques de los mercados internacionales; sin embargo, es momento de dar un paso delante y empezar a impulsar un modelo económico con crecimiento hacia fuera, enfocado en el comercio internacional, y específicamente las exportaciones, una de las tres fuentes principales de divisas en el país.

Durante el proceso de inmersión plena en los mercados internacionales, hay que cambiar algunas concepciones de la diplomacia en República Dominicana: Una visita a Ginebra por parte de un presidente o un miembro del cuerpo diplomático dominicano no es un lujo, es una necesidad. La negociación de acuerdos y la resolución de conflictos comerciales a través de la Organización Mundial del Comercio (OMC) puede crear o destruir industrias completas.

Para resolver diferencias comerciales, la OMC ha preparado un marco de Entendimiento sobre Solución de Diferencias. Una diferencia surge cuando un gobierno acusa a otro gobierno de violar algún compromiso. Un órgano de solución de diferencias, compuesto por miembros propuestos y nombrados en conjunto por los gobiernos miembros, decide si hay una falta o no.

La República Dominicana ha participado en el proceso de entendimiento de diferencias como acusada por Honduras, El Salvador, Costa Rica y Guatemala. La Dr. Edna Ramírez, experta internacional y consultora en solución de controversias comerciales y temas de inversión opina que este proceso es normal, y que usualmente los países se tornan más activos dentro del marco luego de ser acusados por otros. Ahora toca que la República Dominicana, apoyada por el Observatorio de Comercio Internacional, esté alerta frente a posibles violaciones de los acuerdos comerciales que perjudiquen a los productores o consumidores dominicanos.

Al incursionar en una forma más activa en el comercio internacional, es inevitable que surjan dificultades. La diplomacia será un arma muy efectiva para combatir las mismas.


Aunque se ha hecho todo lo posible para verificar la exactitud de esta información, Analytica no puede aceptar ninguna responsabilidad u obligación por el uso que cualquier persona o entidad de a este informe o alguna de las informaciones, opiniones o conclusiones que figuran en el mismo.