Una mirada crítica a nuestro clima empresarial

Por febrero 12, 2015Sin categoría

Es conveniente tomar una mirada crítica al clima empresarial dominicano y preguntarnos: ¿Qué tipo de empresas estamos fomentando?

883.jpg__82__104__CROPz0x82y104 (1)

Según el estudio realizado por FondoMicro “Micro, Pequeñas y Medianas Empresas en la República Dominicana”, las pequeñas y medianas empresas producen, como grupo, poco más que las microempresas en términos de valor agregado total. Sin embargo, su valor agregado por empresa es cuarenta veces más alto que las microempresas, y  contratan alrededor de 13 veces la cantidad de trabajadores. Es lamentable, entonces, que sólo hayan alrededor de 18 mil PYMES mientras que hay más de 772 mil microempresas.

¿Por qué las empresas no crecen?

Es normal que una empresa no empiece con una base muy sólida. Y es conocimiento común que son pocas las empresas que logran sobrevivir sus primeros años, mucho menos mantener una nómina de casi treinta personas sin comprometer la sostenibilidad de la compañía. A pesar de esto, es importante analizar cuáles son las barreras a las que se enfrentan las microempresas para convertirse en PYMES, de forma que su aporte a la economía dominicana sea mucho más significativo.

El estudio de Fondomicro identifica las principales dificultades de las microempresas según su sector: La energía eléctrica es lo que más dificulta el funcionamiento de las microempresas dedicadas a la manufactura y los servicios; para el sector comercio es el financiamiento.

Para las PYMES, el orden de las dificultades cambia: Para la manufactura y el comercio la dificultad principal es la situación económica, seguida por la financiera. En el sector servicios la principal dificultad es administrativa, que entonces es seguida por la situación económica y financiera.

Los beneficios de ser grande

Si bien es cierto que las PYMES tienen un margen de ganancia (ganancias mensuales entre ventas mensuales) menos que las microempresas, el volumen más que lo compensa: las ganancias medianas de una microempresa manufacturera son apenas medio salario mínimo (RD 6,000), mientras que las de una PYME son caso RD$ 400,000 mensuales (más de treinta salarios mínimos); la situación es similar para los otros tipos de empresas.

Además de mayores ganancias, convertirse en una PYME les permite a las empresas tener un nivel mucho mayor de bancarización, facilitando un mejor apalancamiento que logre un aumento  de sus activos sin invertir más capital propio.

El rol del Estado

Se nota que mientras las empresas crecen, sus retos y obstáculos son diferentes. Cualquier política pública enfocada a desarrollar las MYPYMES debe tomar esto en cuenta para maximizar el impacto de la inversión pública.

Se nota que mientras una empresa crece sus retos son distintos. Las políticas enfocadas a desarrollar las MYPYMES deben tomar esto en cuenta.


[su_button url=”http://www.analytica.com.do/wp-content/uploads/2015/01/FondoMicro-Micro-Pequeñas-y-Medianas-Empresas-en-la-República-Dominicana-2013.pdf” target=”blank” background=”#ef9f2d” wide=”yes” center=”yes” icon_color=”#e75823″]Descargar libro de FondoMicro usado como referencia.[/su_button]


 Aunque se ha hecho todo lo posible para verificar la exactitud de esta información, Analytica no puede aceptar ninguna responsabilidad u obligación por el uso que cualquier persona o entidad de a este informe o alguna de las informaciones, opiniones o conclusiones que figuran en el mismo.