Inflación y Señales de Política Monetaria

Por junio 15, 2015Sin categoría

El Banco Central informó que la inflación al mes de mayo alcanzó 0.29%, lo que se reflejó en una inflación respecto a mayo del 2014 de 0.23%, muy por debajo de la meta de 4% para el año 2014.  Si bien el objetivo de inflación es en torno a la inflación general, tal como dice el informe, la inflación que excluye el impacto de bienes muy volátiles como algunos bienes agrícolas, combustibles y el transporte por ejemplo, entrega una mejor señal para las acciones de política monetaria.  La inflación subyacente es este indicador, y la misma alcanzó solamente 0.07% en mayo, para una valor anualizado de 2.33%, también inferior a la meta de inflación.

El resultado anterior podría tener implicaciones sobre las acciones de política monetaria a corto plazo, sobre todo bajo el esquema de metas de inflación.  Así los bajos niveles de inflación observados podrían sugerir disminuciones adicionales de la tasa de política monetaria o una política menos agresiva de desmonetización del vencimiento y rendimientos de certificados.  El análisis a continuación entrega elementos adicionales para evaluar los posibles pasos de la política monetaria.

En el año 2012 el Banco Central implementó un Esquema de Metas de inflación (EMI), como eje central de la conducción de la política monetaria. El EMI es un esquema de política monetaria, basado en el establecimiento de metas cuantitativas de inflación para un horizonte temporal específico, en nuestro caso un año. El EMI se fundamenta en cuatro elementos principales: (a) Estabilidad de precios como objetivo explícito y principal de la política monetaria y el  establecimiento de metas cuantitativas para la inflación. (b) La Tasa de interés de Política Monetaria (TPM) es el instrumento que señala la postura de política monetaria. (c) Transparencia y rendición de cuentas, (d)  La postura de política parte de una evaluación prospectiva de las presiones inflacionarias, y toma en consideración una amplia variedad de información.  Como dice específicamente el Banco Central:  “…… este nuevo esquema permite anclar las expectativas de los agentes económicos e inversionistas en torno al objetivo de inflación del Banco Central, de manera tal de crear certidumbre, y contribuir a eliminar expectativas no deseadas que pudieran afectar el clima de negocios y la estabilidad macroeconómica.

Analizando el comportamiento de la inflación post-crisis bancaria, se podría observar que a pesar de que ya el país mostraba mejoras en el año 2006 en todos los indicadores de inflación, la introducción de la meta de inflación tuvo un efecto positivo sobre la inflación y su variabilidad, así como en términos generales en su capacidad de servir como elemento de planificación.  De hecho, el promedio mensual de la inflación 12 meses fue de 3.5% para el período 2012-2015 casi la mitad de la observada en los ocho años anteriores.  Adicionalmente los indicadores de variabilidad también se redujeron.

Es importante observar que la implementación del régimen de metas de inflación se implementó en un escenario de varios años de inflación baja (menos de dos dígitos) y con un comportamiento medianamente predecible (aunque con un mayor rango de variabilidad). En este sentido, el anclaje de la meta, podríamos pensar que ha sido más fácil y mejor aceptado por el mercado.


distribucion de inflacion


Un análisis de la inflación subyacente, aquella atribuible principalmente a factores monetarios, se observa un comportamiento similar, aunque podría decirse menos marcado.  De hecho la inflación subyacente promedio pasó de 4.74% a 3.78% luego de la implementación de la meta.  El mayor impacto se logró en la variabilidad de la inflación, ya que como muestra la gráfica, la variación cerca de ese promedio era amplia, y con la implementación de la meta de inflación se fue reduciendo.  De hecho, el comportamiento de la inflación subyacente presenta características estadísticas que la hacen más ‘previsible’ que la inflación general.  Este comportamiento es esperable, ya que tal como dice el Banco Central, es la inflación de referencia para sus acciones de política.


Inflación Subyacente

Indicadores de Comportamiento por Período

inflacion subyacente

El Indicador de variabilidad corresponde a la desviación estándar de la inflación durante el período de análisis, es decir que tanto fluctuó alrededor del promedio.  El indicador de sesgo mide si durante el período la serie se concentró en valores altos o bajo.  Un indicador entre +1/-1 indica ausencia de sesgo.


Es importante tomar en cuenta que pesar de que los años anteriores a la implementación de la meta y posteriores, el comportamiento de los precios internos fue relativamente estable, este no fue el caso con los precios internacionales.  En el período aledaño a la crisis internacional y justo después de ella el crecimiento en los precios de los commodities fue elevado y con mucha volatilidad.  La meta de inflación se implementa en este escenario de volatilidad y crecimiento de precios.  Luego de implementada la meta, este comportamiento cambia y se inicia un proceso de ‘deflación’ de precios internacionales y menor varianza.  Este comportamiento claramente ha impactado el comportamiento de los precios internos.

El escenario anterior podría explicar una inflación recurrentemente fuera de los rangos de la meta.  Si se observa, desde enero del 2012, 7 de cada 10 meses la inflación se ha ubicado fuera de los rangos superiores o inferiores a la meta.  En el caso de la inflación subyacente esta incidencia es menor pero es también alta.  La volatilidad de precios externos y por ende su menor predictibilidad unido a un lento proceso de ajuste podría asociarse a este comportamiento.  Claramente el Banco Central se encuentra en una etapa inicial de implementación de la estrategia, afinando sus modelos de previsión para llevar a cabo una política cada vez más consistente con el mantenimiento de la inflación dentro del rango. Cuando se analizan tendencias de mayor plazo, pareciera que el Banco Central, tal como sugieren algunos autores, se enfoca más en los indicadores de tendencia.  Por ejemplo, la inflación subyacente promedio 24 meses se ha mantenido en general dentro del rango y es a partir de marzo de este año que se ubica por debajo.


tasa de inflacion y meta


Algunas situaciones podrían afectar la capacidad de enfocarse en la meta de inflación como objetivo único del Banco Central, sobre todo en economía como la de República Dominicana con endeudamiento en moneda extranjera elevado, creciente dolarización del sistema financiero, y un elevado déficit cuasi-fiscal.

Analizando todos los elementos anteriores se podría esperar mucha cautela por parte del Banco Central en la conducción de su política monetaria a corto plazo.  La reducción de los precios del petróleo le ha dado cierta “brecha” para una política expansiva sin riesgos de presiones inflacionarias, sin embargo la variabilidad histórica de los precios de los commodities llama a la prudencia en la conducción de la política.