El Comercio Ilicito de Drogas

Por diciembre 28, 2015Sin categoría

El narcotráfico es un problema que afecta la seguridad República Dominicana y el desarrollo de la misma. Su persecución es un mandato importante del gobierno como asegurador de un marco que permita el desarrollo sano de los negocios en el país.

La Oficina Nacional de Estadística publica datos sobre el volumen de drogas incautado por tipo y provincia, lo que nos permite identificar las células de narcotráfico más grandes en el país. Se nota que las provincias con mayor presencia de cocaína son La Romana, Santo Domingo y Pedernales. En cambio, la presencia de marihuana (segundo tipo de droga con mayor peso) se nota más en Elías Piña, próximo a la frontera, y Santo Domingo. La heroína, tercera sustancia más incautada (aunque muy por debajo de las dos anteriores), se incauta principalmente en San Cristóbal, próximo a la ciudad capital.

La producción, procesamiento, transportación y comercialización de drogas, así como el aparato criminal que se organiza alrededor de estas incluye a un mayor número de personas cada día. Por su naturaleza, atrae a los sectores más pobres de la sociedad, tanto de los países productores como de los consumidores a los que se dirigen, donde resultan más afectados los jóvenes, los migrantes y las mujeres. Estos grupos son los más vulnerables en cualquier sociedad, y es imperante que se protejan.

La República Dominicana manifiesta un complicado escenario en relación al impacto económico que produce el tráfico ilícito de drogas. Este mercado distorsiona el crecimiento económico creando redes criminales en los diferentes niveles de la cadena de producción y comercialización de bienes. Esta distorsión provoca nuevos costos que afectan el valor agregado de la economía, y por ende destruye recursos que podrían orientarse a otras actividades que impulsen de un desarrollo sano e inclusivo. Además, el narcotráfico devenga una mayor informalización de la economía que debilita las finanzas públicas y hace más difícil la inversión en proyectos que combatan el tráfico ilegal de drogas. Es un círculo vicioso del que hay que cuidarse.