Inflación

Por marzo 30, 2016Sin categoría

El término “inflación” es posiblemente uno de los más utilizados por los economistas. Cuando hablamos de inflación, nos referimos al aumento generalizado en el nivel de precios de la economía. Es decir, este indicador, que se mide en términos porcentuales, nos indica qué tanto han aumentado (o reducido) los precios del mercado con relación a un período determinado.

En República Dominicana, la inflación se mide a partir del Índice de Precios al Consumidor (IPC). El propósito de este índice es resumir la información sobre los precios de los múltiples bienes y servicios comprados por los consumidores a través del tiempo. En nuestro país, el IPC recoge información de diferentes sectores y tipos de bienes, a saber: alimentos y bebidas no alcohólicas, bebidas alcohólicas y tabaco, vivienda, muebles, salud, transporte, comunicaciones, recreación y cultura, educación, restaurantes y hoteles y otros bienes y servicios diversos. Así, el IPC general es el promedio ponderado¹ del índice de cada sector y la inflación no es más que la variación porcentual del valor del índice general.

Tanto el IPC como la tasa de inflación son publicadas por el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) mensualmente. Por lo general, la inflación se mide respecto al mismo mes del año anterior y se le denomina “Inflación interanual”. Por ejemplo, la inflación de febrero 2016 fue de 1.74%, lo que significa que lo que podíamos comprar con RD$100 en febrero 2015, ahora cuesta RD$101.74. En otras palabras, la inflación refleja en cuánto ha disminuido el poder adquisitivo de nuestro dinero a través del tiempo.

Otra medida de calcular el indicador es respecto al mes anterior, o sea, los precios de febrero 2016 en relación a los de enero 2016, lo que llamamos “inflación inter-mensual” De forma similar, también es posible calcular la inflación para cada grupo de bienes y servicios, así como por tipo de artículo, zona geográfica y grupo socioeconómico (por quintil).

Desde 2012, el BCRD implementó un Esquema de Metas de Inflación, en el que cada año las autoridades monetarias adoptan como uno de sus objetivos centrales alcanzar una tasa determinada de inflación. Para el 2015 la meta inflacionaria fue de 4% ± 1% (es decir, entre 3% y 5%); la misma se mantiene para el 2016.

¹El promedio ponderado es aquel que toma en cuenta la importancia relativa o “peso” de cada grupo de datos.