Empleos Vulnerables

Por mayo 12, 2016Sin categoría

La Organización de las Naciones Unidas define el empleo vulnerable como la suma de trabajadores autónomos y empleados en negocios familiares. Sus ingresos dependen específicamente de los beneficios generados de los bienes y servicios que ellos mismos producen. Estos empleados no suelen tener acuerdos de trabajo formales, por lo que probablemente no tengan un entorno laboral óptimo, seguridad social, y una representación activa en sindicatos y organizaciones similares. Este tipo de trabajadores también puede percibir ingresos inadecuados y poco constantes a través del tiempo. Los denominados freelance, o trabajadores independientes, si bien pueden llegar a establecerse exitosamente y generar altas remuneraciones con constancia, también pueden enfrentar altos períodos de incertidumbre económica sin ganancias.

¿Cuál es la relevancia de estudiar este indicador? La Organización Internacional del Trabajo de las Naciones Unidas (OIT) indica que la importancia de evaluar el empleo vulnerable como un indicador por separado radica en que, si bien es cierto que observar el desempleo es un buen punto de partida para evaluar la calidad del mercado laboral en economías desarrolladas, se necesita ir más allá en otros tipos de economía. Esta organización indica que los países en vías de desarrollo muestran menos oportunidades de acceso a empleos productivos con ingresos justos, condiciones de trabajo seguras y protección social adecuadas. A su vez, estos países muestran mayores tasas de empleos vulnerables y empleo con baja remuneración.

Las tasas de empleo vulnerable como porcentaje total del empleo incrementan al presentarse períodos de crisis. Como consecuencia de la crisis económica mundial de 2008, las tasas de despido aumentaron masivamente, por lo que una gran parte de la fuerza laboral se reubicó en empleos vulnerables. Lawrence Johnson, miembro de la OIT, indicó que entre 1998 y 2008, esta tasa redujo en cuatro puntos porcentuales. No obstante, de 2008 a 2009, la cifra de trabajadores en empleo vulnerable aumentó en un rango tan amplio como entre 41 y 110 millones. Ambas cantidades son relevantes cuando para 2010, según la organización, el desempleo vulnerable alcanzó 1.6 mil millones, en términos absolutos.

Ahora, ¿en qué situación se encuentra la República Dominicana con respecto a este indicador? La data oficial recopilada por el Banco Mundial indica que entre 2006 y 2013, el empleo vulnerable representó en promedio un 43% de la población empleada total, con poca variación. Esto es una tasa considerablemente alta en comparación con países de la región tales como Argentina, con una tasa promedio de 20%, Costa Rica, con una tasa que oscila el 21%, o Panamá, con un 29%. No obstante, tenemos una tasa menor a la de países como Guatemala, Perú, y Colombia, que oscilan entre el 45% y el 50%.