Los bonos soberanos

Por junio 1, 2016Sin categoría

Los bonos soberanos son bonos emitidos específicamente por el gobierno. El “bono” en sí, es un certificado de deuda, es decir una promesa de pago futura documentada en un papel que determina el monto, plazo, moneda y secuencia de determinados pagos. En otras palabras, los bonos son una obligación que compromete al que emite el mismo a pagar una suma de dinero determinada en una fecha fija, y a esto se le suma el interés sobre el valor nominal del bono, de acuerdo al porcentaje que indique el documento.

Los bonos soberanos son emitidos por el gobierno a razón de obtener dinero para financiar servicios gubernamentales y déficits presupuestarios. Estos bonos son considerados como los más seguros del mercado, ya que tienen el respaldo de los gobiernos centrales. Este respaldo hace que estos bonos sean de alta calidad, por el escaso riesgo de impago que suponen. Pero cuando la probabilidad de un país de afrontar un pago disminuya, entonces aumentará el riesgo de este bono.

El indicador básico que nos señala el riesgo país, es la diferencia entre las tasas de intereses que pagan los bonos (en dólares) emitidos por países en vías de desarrollo, y los “Treasury bills” de Estados Unidos, los cuales son considerados “libres” de riesgo. Los Treasury Bills son los bonos soberanos de Estados Unidos, y son considerados los más seguros. La diferencia entre estas tasas de intereses, la cual es conocida como “spread”, es la que se identifica con la posibilidad de que el gobierno que emite la deuda o bono incumpla con el pago de sus obligaciones. En otros términos, cuanto mayor sea la inseguridad en el pago del bono, mayor será el interés que se deberá pagar. Los bonos que supongan un alto riesgo de impago tendrán unas condiciones de pago más duras con unos intereses más elevados, esto es el resultado del coste de incumplimiento.