La tecnología, el crecimiento económico y República Dominicana

Por julio 25, 2016Sin categoría

El crecimiento potencial de un país se puede definir como la expansión del nivel máximo de producción que se puede alcanzar, dado un nivel de tecnología y unos factores productivos en el largo plazo. Este nivel de tecnología tiene un efecto multiplicador en la función de producción, relacionando factores como los recursos humanos, recursos naturales y el capital. La diferencia que existe entre los niveles de vida de diferentes países, según la teoría económica moderna, tiene que ver una parte por el componente tecnológico; por esta razón se considera que invertir en este factor resulta óptimo. República Dominicana no es la excepción a esta forma de razonar.

Dos ejemplos históricos que evidencian este impulso al crecimiento que otorga el desarrollo tecnológico son la Revolución Industrial del siglo XIX y la Revolución Informática desde mediados del siglo XX hasta el presente.

La implementación durante la revolución industrial del motor de vapor a la industria, el transporte, la producción en masa, entre otras actividades, facilitó una fuerte aceleración del ritmo de crecimiento del ingreso en las economías, que luego pasarían a llamarse industrializadas o desarrolladas. Este cambio de paradigma tecnológico mejoró considerablemente las condiciones de vida de todos los seres humanos en el planeta.

Durante la revolución informática se generaron avances tecnológicos alrededor del procesamiento de información y las redes. Estos avances han cambiado el entorno del mercado laboral y la vida diaria. La adquisición de información, hacer negociaciones, emprendimiento, comunicación, publicidad, entretenimiento, movilidad de capital, entre otros, son hoy actividades fáciles de realizar gracias a este avance. Esta revolución creó la oportunidad de generar nuevas profesiones que antes no existían.

Estos dos eventos históricos, permiten evidenciar que la tecnología tiene un gran un impacto en el crecimiento y la competitividad de un país. República Dominicana ha logrado incorporar más de un tercio de la población a la conexión a internet, además a principios del 2014 se realizó la primera cirugía robótica exitosa, por parte de médicos dominicanos en el Hospital Metropolitano de Santiago (HOMS), entre otros avances tecnológicos concernientes a la medicina. Es importante resaltar, que la intervención de un mayor número de empresas extranjeras, incluso las de Zonas Francas, han permitido la incorporación de maquinarias y procedimientos más avanzados que han hecho la actividad productiva de ciertos sectores más eficiente, generando un mayor valor agregado a la economía dominicana.

Sin embargo, resulta clave que República Dominicana continúe invirtiendo en nuevas tecnologías, tal vez adoptadas ya por otros países, para lograr un mayor crecimiento, siendo primordial la inversión destinada a la formación del capital humano que forma parte de la operatividad de dicha tecnología. Esta es una inversión que se verá reflejada en el largo plazo; sin embargo, su rentabilidad en el tiempo es alta, y tiene el potencial de repercutir positivamente en las generaciones presentes y futuras.