Puestos de Bolsa

Por julio 20, 2016Sin categoría

El Mercado de Valores de la República Dominicana es un mercado emergente que actualmente experimenta una constante expansión. La sociedad dominicana se ha familiarizado paulatinamente con los beneficios de rentabilidad que brinda invertir sus ahorros o capital en diferentes instrumentos. Esto ha provocado un incremento en la demanda en este mercado y, por ende, el surgimiento de nuevas entidades que sirvan de puente de conexión entre el mercado de valores y el nuevo inversionista. Entidades como los puestos de bolsa cumplen con solvencia esta función. Un puesto de bolsa es la vía de entrada para un inversionista al mercado de valores.

Ahora, ¿qué específicamente define un puesto de bolsa? Es un intermediario que pertenece a una bolsa de valores pero que opera tanto en los mercados bursátiles como extrabursátiles. Este tipo de entidades tiene la función principal de administrar las inversiones realizadas con capital de distintos agentes. Ahora, ¿cómo lo hacen? Se dedican a la compra, la venta, el préstamo y la comisión de valores que están siendo ofertados públicamente. Los puestos de bolsa tienen el objetivo de gestionarlos de manera tal que se maximicen los rendimientos del inversionista.

En el país, actualmente, existen 22 puestos de bolsa. Estos deben ser autorizados y regulados por la Superintendencia de Valores (SIV) y la Bolsa de Valores de la República Dominicana (BVRD). Estos organismos cumplen con funciones que velan porque los puestos de bolsa funcionen de manera eficiente y transparente, resultando para el beneficio tanto de la entidad como del inversionista. En ese mismo contexto, existe una Ley del Mercado de Valores y diferentes normas que contemplan la regulación de este tipo de organismos y el Mercado de Valores en sentido general.

Por otro lado, una gran parte de los puestos de bolsa en el país pertenecen a la Asociación de Puestos de Bolsa de la República Dominicana, gremio que agrupa los diferentes intermediarios de valores con el objetivo principal de que se impulse el beneficio mutuo de los mismos.

El mercado de valores de la República Dominicana continúa en constante crecimiento, lo cual debe traducirse en mayores beneficios para la economía nacional a corto, mediano, y largo plazo.