Educación pública en República Dominicana

Por septiembre 5, 2016Sin categoría

La educación pública es considerada como un bien público, siendo éste un bien que no es rival ni excluyente, es decir, un bien para todos. La República Dominicana, a partir del año 2000 (y más aún posterior al 2012 con la aprobación del 4%) comenzó y continua con proyectos para lograr la educación de toda su población.

La constitución dominicana plantea que a toda la población se le debe garantizar una educación con calidad e igualdad de condiciones a nivel inicial, básico y medio de forma gratuita. Según el Censo del 2010 de la Oficina Nacional de Estadística (ONE) más del 95% de la población con edad de 5-17 años estaba recibiendo educación, mientras que sólo un mínimo de 2% nunca asistió, ya sea por causas externas al gobierno u otras razones no determinadas en la encuesta.

En el período 2000-2012 se lograron estos resultados positivos aún con un presupuesto para educación de apenas 2.37% del Producto Interno Bruto (PIB). Posterior al 2012 se empezó a dedicar el mínimo de 4% establecido en la Ley 66-97. Con este nuevo presupuesto se maximizaría el impacto de la educación pública en el país, apoyando a los hogares de escasos recursos, no sólo con capacitación de sus miembros, sino también con el apoyo que brinda el hecho de que en la tanda extendida los estudiantes reciben desayuno y almuerzo. Este desarrollo requiere un conjunto de recursos, entre los que se encuentran infraestructura, personal capacitado, transporte, alimentación, entre otros. Ya con esta inversión se comenzaron a construir centros de educación, aumento a horarios extendidos, meriendas, entre otros factores positivos para el desarrollo de la educación.

Un país con una población capacitada eleva el nivel cultural, social y económico del mismo. Desde un sentido económico, sienta las bases para que se puedan realizar procesos más productivos e incrementar el capital humano necesario para elevar el ritmo de crecimiento del PIB. Si bien es cierto que República Dominicana está encaminada hacia un mayor nivel de desarrollo de la educación pública, se debe de considerar que esto requiere de tiempo, y que los frutos más importantes de este esfuerzo se harán notar en el largo plazo.