Economía abierta vs. economía cerrada

Por septiembre 7, 2016Sin categoría

En economía, existen dos conceptos básicos a la hora de estudiar acerca de la incidencia del comercio internacional en el bienestar de las naciones. Estos van de la mano a qué tan propensa es determinada economía a negociar o comerciar con economías foráneas. Partiendo de esta idea, existen dos formas básicas de denominar a un país basado en esta condición: o son economías abiertas o economías cerradas.

Una economía abierta es aquella en la cual una nación puede comerciar bienes o servicios con otras naciones, importando bienes y servicios foráneos para uso y trabajo local, o exportando producción local como forma de recibir ingresos. Una economía cerrada por su parte, es una economía en la cual no se intercambian bienes o servicios con otros países. En la misma, la supervivencia de las personas y las actividades económicas se autoabastecen, es decir, se satisfacen localmente, sin necesidad de utilizar bienes o servicios provenientes del exterior. Tampoco pueden comerciar bienes o servicios producidos localmente con el extranjero. Son conocidas alternativamente como autarquías.

En la práctica, difícilmente existen economías puramente abiertas o cerradas; en la realidad prácticamente todas tienen algún grado de apertura. El proceso de globalización ha propulsado la interacción comercial entre las distintas naciones, volviéndolo necesario para su bienestar socioeconómico (independientemente de que la nación sea importadora o exportadora neta). No obstante, qué tan abierta o cerrada sea una economía depende de sus políticas y legislaciones de comercio internacional y las condiciones bajo las que se efectúen los acuerdos con otras naciones.

La República Dominicana, por su parte, es una economía con un gran grado de apertura, formando parte de distintos acuerdos comerciales con otros países. El país percibe un elevado nivel de ingresos por la exportación de bienes y ejecución de servicios destinados a un público internacional. No obstante, el nivel de egresos correspondientes a productos y servicios importados desde el exterior es aún mayor, indicando un elevado nivel de interdependencia comercial con otras naciones.