La India, un ejemplo a seguir

Por octubre 24, 2016Sin categoría

Recientemente, la India se ha encontrado en una época de constante crecimiento y búsqueda de desarrollo social; muchos han sido los esfuerzos que han empezado a dar frutos en los últimos dos años. El primer ministro, Narendra Modi, ha sido el responsable de la gran mayoría de los cambios positivos observados en la economía de la India. Se ha invertido una enorme cantidad de capital del Estado, bajo aprobación del parlamento, para la implementación de importantes reformas económicas. Sus grandes esfuerzos pueden resultar envidiables para muchos países, ya que sin estos la India no se encontraría dónde está hoy en día.

Modi, al iniciar su periodo, se enfocó en realizar una reestructuración del sistema impositivo del país, el cual no había visto ningún cambio desde la independencia en 1947, y estaba basado en un sistema tipo bizantino, el cual dificultaba a las empresas operar a escala nacional y ofrecía una gran oportunidad para la corrupción. Del mismo modo, dificultaba el transporte y el comercio fronterizo debido a la cantidad de trámites burocráticos y extorsión por parte de funcionarios.

Otro enfoque del primer ministro ha sido realizar viajes en los que ha logrado atraer inversión extranjera hacia la India. Esto se ha evidenciado en el Índice de Confianza en Inversión Extranjera Directa, donde la India ha pasado desde ser el #11 en el 2015 a ser el #9 para el 2016. Aun cuando la economía mundial ha desacelerado y China, en conjunto con otros países emergentes, está sufriendo una recesión, la India ha crecido sostenidamente. De manera particular, las inversiones desde los Estados Unidos han aumentado en un 500% en los últimos dos años, hasta ubicarse en US$4.2 billones de dólares.

Del mismo modo el primer ministro Modi ha invertido en la infraestructura del país. En los últimos dos años se ha enfocado en arreglar carreteras, construir puentes y aceras, así como también reconstruir puentes que tienen alrededor de 100 años sin recibir mantenimiento.

Para el 2015 la India registró un crecimiento interanual de 7.3%, seguido por un crecimiento del 7.9% para el primer trimestre del 2016; mostrando así parte de los resultados positivos a las medidas implementadas. Es importante destacar que el gobierno parlamentario de la India dificulta la ejecución de muchos de los planes que el ministro ha tenido en agenda; a pesar de esto, muchos de sus proyectos se han logrado.

La República Dominicana podría tomar como ejemplo a la India, un país con grandes dificultades como el clima y el alto nivel de contaminación, así como también el alto nivel de pobreza en el que vive su población. Muchas de las ideas puestas en marcha por este país podrían servir de gran ayuda para impulsar el desarrollo y crecimiento de nuestra nación.

El sistema impositivo en República Dominicana siempre ha sido un tema controversial, por lo que quizás simplificar el mismo sería de gran ayuda para mejorar la recaudación. Otro factor a tomar en consideración es la inversión en infraestructura vial, dado que muchas calles y carreteras del país no cuentan con la mejor estructura, ocasionando indirectamente problemas de tránsito y transporte; sin embargo, en este punto ya el gobierno dominicano ha comenzado a tomar medidas importantes. Luego tenemos la inversión extranjera directa, actualmente República Dominicana enfrenta dificultades en las actividades generadoras de divisas, lo que pudiera ser solucionado si se incentiva aún más la inversión extranjera, contribuyendo así al desarrollo de nuevos proyectos que generen un mayor número de empleos para la población y por ende una mejora en el estilo de vida de los ciudadanos.

Ciertamente hacer comparaciones entre países no resulta fácil, todos tienen estructuras que los hacen muy diferentes. Sin embargo, si nos dedicamos a estudiar las mejores prácticas de cada uno de ellos en pro de buscar mejoras para nuestro país, entonces no resultaría errado pensar que la India es un muy buen ejemplo a seguir para los dominicanos.