¿Cómo se comporta el crédito en diciembre?

Por diciembre 8, 2016Sin categoría

Actualmente nos encontramos en la época más bonita del año, la Navidad. Esta etapa del año es de amor, paz, sinceridad, y de mucha actividad monetaria y financiera para los dominicanos. Debido al aumento de la actividad económica ocasionada durante este periodo, ofreceremos un vistazo de los diferentes créditos en diciembre del año pasado, para así poder especular qué esperar para este diciembre del 2016.

Dentro de una perspectiva agregada, el 50% de los desembolsos respondieron a mayor deudor comercial, que son grandes préstamos tomados por corporaciones, seguidos en importancia por tarjetas (23%), menor deudor comercial (13%) y préstamos de consumo (11%); los desembolsos de préstamos hipotecarios conformaron apenas el 3%. Se nota que a nivel provincial no siempre este tipo de cartera toma una participación tan alta; por ejemplo, en provincias como La Altagracia, Independencia, La Romana, San Pedro de Macorís, entre otras, alrededor del 60% de los desembolsos corresponden a tarjetas de crédito y préstamos de consumo personales.

Dentro del mismo enfoque agregado, el cliente asalariado concentró más de RD$20,000 millones del desembolso total (29%), encontrándose más del 50% de estos en el Distrito Nacional. De hecho, la capital concentró casi el 70% de todos los desembolsos del mes de diciembre 2015.

En cuanto a las personas jurídicas, notamos que el 80% del valor desembolsado correspondió al Distrito Nacional, y, por razones obvias, este tipo de cliente sólo asume préstamos comerciales, concentrándose principalmente en mayor deudor (84%). Este comportamiento de la cartera nacional va de la mano con la actividad económica provincial, siendo el Distrito Nacional la primera provincia en población, salarios, pago de impuestos, proyectos de inversión, etc.

El fin de año es un momento para que tanto las empresas como las personas reflexionemos. La aceleración de la actividad económica, junto con un sueldo extra, nos da una oportunidad para que le demos mejor uso a los productos financieros que estén a nuestro alcance, siempre teniendo en cuenta que las decisiones deben ser tomadas de manera informada, oportuna y con depuración.