Capital Económico

Por enero 18, 2017Sin categoría

Existen diversas acepciones del concepto de capital, algunas conocidas son el capital humano, capital social, capital regulatorio, capital contable, entre muchos más. No obstante, en este nuevo Macroconcept, entenderemos específicamente el capital económico.

En términos económicos, el capital es uno de los factores de producción de la economía -junto con el trabajo y la tierra- y se refiere a los elementos que intervienen en el proceso productivo, como son herramientas, maquinarias, instalaciones, entre más. Es importante no confundir con el capital financiero, que son otros tipos de elementos manejados por los individuos, pero en el sistema financiero, como son los bonos, acciones, crédito, entre más.

Un ejemplo sencillo es el caso de un pintor, su capital económico serían los pinceles, las brochas, la pintura, el rodillo, entre otros elementos que el pintor tenga que utilizar para poder hacer su trabajo.

Algunas características que identifican al capital económico, es que la producción de este no está directamente relacionada con las necesidades humanas -como son los bienes de consumo (alimentos, ropa, entre otros)-. Otra característica es que comúnmente los elementos del capital económico se sacrifican en el presente para obtener un consumo futuro mayor.

Otro aspecto importante que caracteriza al capital económico es que con el paso del tiempo sufre un efecto denominado depreciación. La depreciación se considera como la reducción o deducción del valor del capital sujeto a la utilización de los bienes que se relacionan a su producción; en otras palabras, el valor que pierde dado el tiempo de vida del mismo. Es importante no confundir la depreciación con la obsolescencia, ya que este último es el desuso de algún factor de producción por un mínimo rendimiento de sus componentes, comparado con los nuevos incorporados en el proceso productivo.