Efecto Trump: ¿Auge Económico o Burbuja Financiera?

Por febrero 10, 2017Sin categoría


Desde la toma de posesión del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, el mismo se ha encargado de comenzar a trabajar en la realización de las políticas que prometió a lo largo de su campaña. Destacamos la disolución de Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible (popularmente Obamacare), la salida de EE.UU. del Acuerdo Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés), la construcción del muro entre México y Estados Unidos, entre otras.

La figura de Trump -categorizada como autoritaria por muchos- sin duda alguna genera incertidumbre en la economía global. Como consecuencia de esto, el sector financiero es uno de los sectores de la economía que responde con mayor facilidad y prácticamente de manera inmediata a sus medidas y comentarios.

Debido a las expectativas de una baja de precios por reducción de impuestos (otra de las promesas electorales de Trump) junto con las medidas mencionadas anteriormente, el Índice de Dow Jones alcanzó el máximo histórico de 20,000 puntos el 25 de enero del 2017. Aunque muchos inversionistas tienen una posición “bullish”, u optimista, respecto al índice, otros opinan que el índice se encuentra sobre-valorado y que es posible que veamos una caída drástica.

Históricamente, el Dow Jones luego de que alcanza una barrera de puntos importante -1,000 puntos en 1966; 10,000 puntos en 1999, entre otros- muestra una tendencia al alza hasta que al cabo de varias semanas concluye con una fuerte baja producto de correcciones en el valor del índice. Sin embargo, ¿Por qué se muestran algunos inversionistas tan preocupados por el hecho de una evidente caída?

Como visualizamos en la serie del Dow Jones, el índice1 ha subido en más de 1,700 puntos (9.4%) desde las elecciones presidenciales (8 de noviembre de 2016) y 225 puntos (1.15%) desde su toma de posesión (20 de enero de 2017). Cabe destacar que muchas estimaciones colocaban al índice como sobre-valorado. Un crecimiento real del índice a partir de políticas de estímulo no causaría tanto furor. Empero, dado que los altos niveles de crecimiento están basados en expectativas de los posibles resultados de políticas de Trump, se teme que el mercado financiero esté envuelto en una nueva burbuja que puede explotar si las medidas del presidente estadounidense no surten los efectos deseados.

El desenlace de esta situación depende en gran medida de que las políticas del presidente sean exitosas. Por sólo tomar en cuenta una, la exención o reducción del impuesto sobre los beneficios de las empresas estadounidenses a sus ganancias que se retienen fuera del país (por razonas de manejo fiscal) podría brindar un fuerte impulso (a través de la reinversión) a la economía estadounidense. Estas utilidades mantenidas en el extranjero podrían superar los 2.5 millones de millones de dólares (trillions en inglés), bajo algunas estimaciones. La reinversión de estas utilidades dentro de EE.UU. mejoraría los “fundamentals” de las empresas estadounidenses y el mercado de valores, que según la teoría financiera son los que impulsan el crecimiento del valor de las acciones en el largo plazo. Es evidente entonces que la respuesta a la interrogante sobre la existencia de una burbuja solo la puede responder, como siempre, el tiempo.

Nota1: Los datos del índice están hasta el 8 de febrero de 2017, por lo que, las variaciones se calculan entre la fecha especificada y el 8 de febrero.