Las cadenas de valor

Por febrero 1, 2017Sin categoría

Las cadenas de valor son los procesos a través de los cuales una empresa, o una economía, transforma los insumos de la producción para entregar un bien o servicio final al mercado. Entender este tipo de procesos es fundamental, ya que permite no solo comprender la estructura de los procesos productivos, sino también formar perspectivas sobre las variables macroeconómicas y su impacto diferenciado en los sectores.

En el caso de República Dominicana, la estructura de las cadenas de valor se puede conocer a través de datos publicados por el Banco Central de la República Dominicana. Estos indican que, por ejemplo, más del 50% de la oferta de GLP, Gas-Oil, Fuel-Oil, y otros productos similares tiene un carácter importado. Esto significa que la mayoría de los procesos productivos en el país, o por lo menos los que utilizan energía eléctrica, directa o indirectamente generan importaciones a través de su cadena de valor.

Entendiendo el componente importado de la cadena de valor de cada sector podemos entender, por ejemplo, cómo una depreciación del tipo de cambio afecta con mayor intensidad a algunos sectores que a otros. También, es posible a través de esta metodología de análisis entender que la caída del precio del petróleo desde 2014 haya significado un crecimiento sostenido del valor agregado (PIB) de República Dominicana; simplemente entenderíamos que el precio de los insumos en la cadena de valor disminuyó, y al mantener estable la producción, la diferencia (que es el valor agregado) aumenta.

Las cadenas de valor no ocurren sólo dentro de la economía de un país, sino también a través del mundo entero. De hecho, la globalización ha acelerado un proceso de transformación de los procesos productivos que ha resultado en que las cadenas de valor tengan un alto grado de separación por países: Es posible que una computadora vendida en cualquier tienda dominicana, por ejemplo, tenga piezas construidas a partir de cobre, extraído de la tierra en Chile, formadas en China, y ensambladas en Japón, para luego ser empacadas en Estados Unidos y ser vendidas en República Dominicana.

La extensión de las cadenas de valor alrededor del mundo tiene múltiples implicaciones económicas también, pero una que afecta particularmente a la República Dominicana es que este nivel de desagregación del proceso productivo hace menos efectiva una política de depreciación del tipo de cambio para ganar competitividad, porque ya la mayoría del valor agregado (que es lo que genera rentabilidad) de los bienes producidos no ocurriría en el país, sino se distribuiría a través del mundo completo.

Viendo los temas anteriormente descritos, se entiende que el análisis de las cadenas de valor, y su correcto entendimiento, son fundamentales para apreciar el porqué de los acontecimientos económicos y permite formar a la vez perspectivas sobre el futuro, y guiar a los hacedores de política en su accionar regulatorio.