Resultados de un sistema financiero bien administrado

Por febrero 9, 2017Sin categoría

El sistema financiero, es uno de los motores del crecimiento económico de un país. Por ello es de suma importancia contar con el respaldo de una entidad encargada de regular, dictar leyes y garantizar el cumplimiento de las mismas para poder sustentar la sostenibilidad, eficiencia y fortaleza de la intermediación financiera. En muchos casos este papel recae sobre instituciones como las superintendencias. Con las debidas normas y regulaciones, es de esperar un funcionamiento óptimo en el sistema financiero.

En la República Dominicana, la institución encargada de regular la intermediación financiera es la Superintendencia de Bancos, en conjunto con el Banco Central y la Junta Monetaria. Entre las leyes vigentes del sistema financiero se pueden destacar:

  • Ley No.183-02, Monetaria y Financiera del 21 de noviembre del 2002
  • Ley No.92-04 de Riesgo Sistémico, de fecha 27 de enero del 2004

Un vistazo al desempeño del sistema financiero dominicano en el año 2016 nos permite afirmar que el mismo fue admirable. El Superintendente de Bancos, Luis Armando Asunción, informó que los principales indicadores financieros tuvieron un crecimiento positivo y se mantuvieron en el rango de los cumplimientos regulatorios establecidos, sustentando la estabilidad del sistema para enfrentar vulnerabilidades no previstas.

Al cierre del año 2016, según los datos de la Superintendencia de Bancos, el índice de solvencia del sistema financiero se sostuvo en 16.89%, un nivel mayor al mínimo requerido por la Ley Monetaria y Financiera. En cuanto a la tasa morosidad de la cartera de crédito, la misma cerró en 1.7%, lo que evidencia el bajo porcentaje de los préstamos que han caído en incumplimiento. En adición, los indicadores de rentabilidad sobre el patrimonio y activos promedios se situaron en 18.97% y 2.15%, respectivamente.

En comparación con el año 2015 claramente el comportamiento del sistema financiero ha sido más que positivo, con un crecimiento de un 6.3% en las utilidades netas, un 11.8% en los activos, un 22.73% en las inversiones, un 11.2% en la cartera de crédito, un 10.6% las captaciones y un 11.8% en las disponibilidades. Estos crecimientos muestran la capacidad del sistema de generar ingresos, mantener un mercado competitivo y generar un impacto significativo en el Producto Interno Bruto (PIB).

Ante un 2017 con buenas perspectivas, Asunción, indicó que la Superintendencia de Bancos continuará trabajando activamente en el fortalecimiento de las disposiciones en materia de prevención de lavado de activos, adicionalmente, continuará con el proceso de adecuación a las normas de concentración de riesgos y evaluación de activos. También, ejecutará un plan de supervisión focalizado en las entidades de intermediación financiera de importancia sistémica y en aquellas que pudieran presentar debilidades financieras y no reflejen perspectivas de crecimiento en el mediano plazo.

El sistema financiero dominicano se encuentra en buen camino y con buenas expectativas para el presente año. Sin embargo, con el fortalecimiento de las normas, evaluaciones y supervisiones de la Superintendencia de Bancos, en conjunto con la Procuraduría General de la República y la Fiscalía del Distrito Nacional, se puede esperar un sistema más eficiente, más confiable, con un crecimiento mayor y una disminución de las actividades ilegales que lo distorsionan.