Por qué subió la tasa de interés de EE.UU. y su efecto en República Dominicana

Por marzo 16, 2017Sin categoría

El miércoles 15 de marzo la Reserva Federal (FED) estadounidense hizo pública la decisión de política monetaria de aumentar el margen objetivo de la tasa de fondos federales, ubicándola a partir de ahora en 0.75%-1%. Se trata del segundo aumento de tasas en apenas tres meses, luego de años de invariabilidad. República Dominicana, por ser una economía emergente y con libre movilidad de capitales, se ve afectada por esta medida en distintos aspectos a detallar en este blog.

En primer lugar, se abordarán los fundamentos en los que se basó la FED para incrementar la tasa de interés de Estados Unidos, y luego se esbozarán las implicaciones económicas para República Dominicana (por ser una economía pequeña y vulnerable al panorama de dicho país).

El incremento de tasas estadounidenses de diciembre 2016, había sido precedido por una entrada masiva de capital extranjero a Estados Unidos. Este flujo era explicado por lo atractivo que se merecían los activos financieros para los inversionistas luego de la victoria electoral de Donald Trump, con sus planes de política fiscal expansiva.

Las condiciones de robustez del mercado laboral ─prioridad de la Reserva Federal y del presidente estadounidense─ llevaron a la FED a aumentar el margen objetivo a 0.5% – 0.75% en diciembre 2016, y a realizar otro aumento en marzo 2017 a 0.75% – 1%.

Las estadísticas describían una sólida posición del mercado laboral; de hecho, el número de solicitudes de beneficios de desempleo de la última semana de febrero, descendió a su nivel mínimo en 44 años; adicionalmente, se trataba de una reducción no esperada ya que superó con creces las estimaciones de los agentes.

Ante una subida de la tasa de interés de Estados Unidos, hay un riesgo significativo de fuga de capitales para las economías pequeñas. Asumiendo que, en el momento previo a la subida de las tasas existía cierta paridad en el mercado de EE.UU. y República Dominicana; se augura que los activos financieros de Estados Unidos de renta variable se hagan más atractivos posterior al aumento de tasas, y por esto, una importante suma de capitales de inversión se podría desviar hacia donde el rendimiento ahora es mayor.

Esta salida de capitales, presionaría el tipo de cambio de República Dominicana al alza, lo que afectará otras variables macroeconómicas como las exportaciones, la deuda y la inflación. Con un tipo de cambio mayor, los productos dominicanos, vistos desde Estados Unidos, se abaratan y las exportaciones se hacen más competitivas.

Por otro lado, tasas mayores aumentan el costo de endeudarse en dólares de República Dominicana ─siendo EE.UU. uno de los principales acreedores para los dominicanos─. Considerando que se prevé que más del 60% del financiamiento contemplado para cubrir el presupuesto de 2017, sea de fuentes externas, un aumento del costo de la deuda de nuestro país podría ser perjudicial para el desempeño futuro de las finanzas públicas.

Según las proyecciones de tasas de la Reserva Federal, un 50% de las estimaciones de miembros de la FED apuestan a que, para diciembre 2017, la tasa de fondos federales se ubique alrededor de 1.4%. De ser así, más aumentos de tasas a lo largo del año han de ser esperados.

Para corregir algunas de las perturbaciones que son introducidas en la economía a partir de una medida de esta índole, las autoridades monetarias nacionales podrían optar por elevar también la tasa de política monetaria relevante para el país. De hecho, el Banco Central, previendo un panorama de crecientes tasas de interés, hizo efectivo un aumento de 25 puntos básicos en la tasa de política monetaria en septiembre 2016. Por otro lado, el miércoles 15 se inyectó un total de US$275 millones a la economía para aliviar la escasez de divisas que alegaban los comerciantes ─lo que oportunamente servirá para contrarrestar los posibles efectos de la disposición estadounidense en el mercado cambiario dominicano─.