Presión Tributaria

Por mayo 3, 2017Sin categoría

El análisis de indicadores económicos para conocer e incluso anticiparse a la realidad económica de un país resulta ser cada día de mayor importancia. La toma de decisiones en materia económica no sería fácil con la ausencia de indicadores que permiten evaluar el mejor camino que debe tomar una o varias políticas, y que afecta de manera directa o indirecta a la sociedad como un todo.

Unas de las políticas de mayor relevancia para un país, son las relacionadas con los ingresos que percibe el Estado para manejar y sostener su gasto, considerando que el mismo tiene un impacto significativo en la economía entera. Este tipo de políticas se relacionan con el área fiscal y/o tributaria. Para ello, los hacedores de las mismas se valen, entre otros indicadores, de la presión tributaria o fiscal.

El Estado percibe la mayor parte de sus ingresos de las recaudaciones fiscales, que no son más que los impuestos cobrados a los contribuyentes. La efectividad y eficacia del cobro pueden evaluarse a través del nivel de presión tributaria del país, el cual relaciona los ingresos tributarios percibidos por la economía con el Producto Interno Bruto (PIB).

El valor numérico de la presión tributaria se traduce en un porcentaje, que indica qué proporción del PIB es aportado efectivamente por empresas y particulares al Estado. Este indicador es de mucha utilidad al momento de aplicar políticas tributarias que estén orientadas a una recaudación equitativa distribuida entre los contribuyentes. Adicionalmente, mide el grado de evasión impositiva de los contribuyentes y la informalidad de una economía. A mayor evasión menor es la presión tributaria, aún si las tasas de impuestos son elevadas. Los países suelen usar el indicador como un medidor de las políticas tributarias aplicadas e incluso mejorar las ya existentes.

La presión tributaria suele ser elevada en países desarrollados, cuyo valor suele superar el 30%. Para República Dominicana este valor es de 13.7% al cierre 2016. Este porcentaje, si bien aún se considera bajo en relación a otros países, ha venido creciendo en los últimos años.

El objetivo del Estado dominicano en materia de política tributaria, debe estar orientado a incrementar la recaudación fiscal, principalmente a través de la reducción de la evasión o mejorar la estructura de los impuestos ya existentes y su forma de aplicación. En la medida que la recaudación sea eficiente, la presión tributaria logrará incrementarse. Este incremento permitiría financiar inversiones del Estado en el país, aportando al desarrollo socioeconómico de República Dominicana.