¿Qué implicaron los RD$ 40 mil millones transados por las AFPs?

Por mayo 19, 2020Sin categoría

Durante inicios de mayo se concretó una operación de financiamiento del Estado por RD$ 40 mil millones a través de una transacción que involucró dos operaciones financieras importantes de los fondos de pensiones: La redención anticipada de bonos de Banco Central en la cartera de los fondos de pensiones y la inmediata colocación de estos fondos en títulos del Ministerio de Hacienda.

¿Qué son estos títulos de Banco Central y Hacienda?

Cuando el Banco Central y el Ministerio Hacienda toman financiamiento para solventar sus operaciones (uno por razones de política monetaria y otro de política fiscal) usualmente emiten bonos. Estos bonos son un compromiso de pago de un capital inicial, usualmente pagado al final de la vida del bono, más unos intereses recurrentes.

La naturaleza de los bonos, a diferencia de un préstamo convencional, es que pueden ser vendidos a otro agente económico, que de ese momento en adelante recibiría los pagos restantes de la vida del bono. La naturaleza del mercado de valores es que estos títulos cambien de manos con cierta regularidad, y en cada venta se pacte un precio de mercado de los títulos que refleje las condiciones financieras del momento.

Primera transacción: Redención de títulos del Banco Central

Los fondos de pensiones tenían a principios de mayo de 2020 una serie de bonos del Banco Central con vencimiento entre 2021 y 2025, con una madurez promedio de 2.34 años, y un rendimiento promedio estimado de 10%.

El Banco Central, en esta primera operación, les compra sus propios títulos a los fondos de pensiones por RD$ 40 mil millones, alrededor de 106% de su valor facial (valor original de los títulos); observando los rendimientos de mercado, estimamos que el precio promedio ponderado de mercado pudo haber rondado 103%, esto supone una ganancia extraordinaria de 3% para los aportantes de los fondos de pensiones.

¿Quién gana en esta operación? Los aportantes de los fondos de pensiones, que realizan una ganancia extraordinaria, por encima de lo que se esperaba que la cartera devengara dadas sus condiciones.

Segunda transacción: Compra de títulos del Ministerio de Hacienda.

Habiendo obtenido RD$ 40 mil millones por la venta de títulos del Banco Central a esta misma entidad, los fondos de pensiones proceden a adquirir el mismo monto en bonos del Ministerio de Hacienda. Estos nuevos bonos de Hacienda tienen un rendimiento promedio ponderado de 10.5%, y una madurez promedio ponderada de 16 años.

¿Es el precio de compra de estos bonos justo? La respuesta a esta pregunta depende de su perspectiva sobre el mercado financiero actual. Entendiendo el aumento del rendimiento de los bonos cotizados en el extranjero de República Dominicana como temporal, y con una depreciación del peso frente al dólar de largo plazo de 5%, el precio de los certificados es congruente con el rendimiento ofrecido a los fondos de pensiones.

¿Quién gana con esta transacción? Los aportantes de los fondos de pensiones, que logran fijar una rentabilidad ligeramente más alta a la de los títulos del Banco Central que tenían, por un horizonte mucho más largo (2 vs 16 años), garantizando que la rentabilidad de los fondos de pensiones se mantenga alta, como lo ha sido históricamente.

¿Cuál es el destino final de los RD$ 40 mil millones?

El aparato productivo ha sido significativamente lastimado por este cierre de la actividad, y los hogares dominicanos, especialmente los más pobres y/o los informales, en especial. La reducción del crecimiento en 9.4% interanual de marzo, con solo medio mes de cierre económico, es fuerte evidencia del devastador efecto de la situación en la economía, haciendo evidente la difícil tarea del Estado al balancear el costo sanitario y económico del COVID-19.

Esta operación funciona como una forma de financiar al Estado para poder realizar necesarias medidas de impulso a la economía durante la reapertura económica. Se espera que en función de esto durante las próximas semanas se conozcan nuevas e importantes medidas que apoyen a las empresas dominicanas en su camino a la recuperación.