Tag

globalización archivos - Analytica

Analizando a China y el comercio mundial

Por | Sin categoría | No Comments


En un mundo globalizado, la cooperación y la apertura a nuevos mercados es fundamental para el correcto desarrollo del comercio, y a su vez permite una mayor integración de las economías y mejoras en los procesos tecnológicos.

En los últimos años, la República Popular China ha experimentado un fuerte crecimiento económico que ha sido consistente con el papel fundamental que juega en el comercio internacional.  El gigante asiático ha aumentado su participación en las importaciones y exportaciones a nivel mundial, llevándole a convertirse en uno de los principales proveedores de las economías más importantes y otorgándosele el título de “fábrica del mundo”.

El gran peso que figura en el comercio ha aumentado en la última década, cuando en 2015 representó el 17% del comercio total. China suple la mayor cuota de demanda de manufacturas del mundo; el volumen de comercio de circuitos integrados -producto con mayor participación- representó el 12.4% del comercio total en 2018. Si visualizamos el flujo de exportaciones, el 46.8% fueron bienes de capital y el 36.6% de bienes de consumo en ese año.  Asimismo, al ser mayor importador de materias primas y siendo Australia Brasil y Estados Unidos sus principales proveedores, supliendo el 10.6%, 7.4% y 6.3% respectivamente, estos países son muy sensibles a cambios en su economía.

En cuanto al comercio con Estados Unidos, en 2018 representó el 15% del total y analizando las exportaciones el 21.6%. Cabe destacar, que al ser EE. UU su principal socio comercial, el inicio de la guerra comercial en 2018 significó un duro golpe para su economía, por lo que las perspectivas de crecimiento del comercio internacional disminuyeron considerablemente.

Por otro lado, la expansión de su producción le ha permitido penetrar a los mercados de Latinoamérica, que tradicionalmente tenían estrechas relaciones comerciales con Estados Unidos. Al analizar el comercio de China con el Caribe en 2018, República Dominicana representó 33.7% del flujo comercial, siendo este el país del Caribe con mayor volumen de comercio.

En las últimas semanas la economía china ha experimentado una importante contracción de sus actividades económicas fruto de la cuarentena impuesta en varias provincias como medida preventiva para reducir la propagación del coronavirus, por consiguiente, el desarrollo del comercio mundial dependerá en gran medida de como China haga frente a estos factores de riesgo.

 

Entradas recientes / Ver todas las entradas

Efectos del COVID-19 en los préstamos por destino

El cierre de la economía por COVID-19 ha generado uno de los choques económicos más importantes para la economía mundial. De la mano del sector público, los gobiernos de todo…

Foto: Acento

Subsidios durante la pandemia

La crisis actual ha puesto en una situación frágil a muchas familias dominicanas que han perdido sus empleos y ha agravado considerablemente sus condiciones económicas y calidad de vida. Ante…

Exportaciones en el DR-CAFTA frente al COVID-19

En los últimos trimestres, República Dominicana aumentaba sus exportaciones hacia la región del DR-CAFTA y se observaba una ligera mejora en el deterioro de la balanza comercial, sin embargo, con…

Implicaciones del comercio electrónico

Por | Sin categoría | No Comments

La globalización y las mejoras tecnológicas han revolucionado la forma en la que las personas hoy en día conviven e interactúan, modificando tanto la forma en la que los consumidores compran bienes y servicios, así como también la capacidad y el alcance que tienen las empresas de ofrecer sus productos. El sinnúmero de oportunidades que ofrece el internet y las redes en línea pueden tener impactos significativos en una economía y sus agentes, dando espacio a la innovación y al desarrollo económico.

El comercio electrónico se refiere a todas las actividades comerciales realizadas en las redes electrónicas, incluyendo la compra y venta de bienes y servicios, la transferencia de fondos, el marketing digital y la recolección y el procesamiento de datos. Este modelo de negocios ha tenido una fuerte expansión y un gran crecimiento en las últimas décadas. Según la OECD más del 50% de la población mundial realiza compra a través del internet, mientras que, en los Estados Unidos el 96% de la población con acceso a Internet ha realizado una compra en línea en algún momento de sus vidas y el 80% lo ha hecho en el mes anterior.

Para el caso de la República Dominicana, los niveles tecnológicos no son tan altos como en los países desarrollados, sin embargo, cada vez son más las personas que realizan compras a través de internet y las empresas que ofrecen servicios en línea (como son los distintos métodos de pagos) debido a que han sabido reconocer este incremento en la demanda. Según los datos del Banco Central las transacciones electrónicas totalizaron en más de RD$8 billones a septiembre del 2018, presentando un crecimiento de un 19.5% respecto al mismo período del año anterior. Por otro lado, las transacciones físicas han venido decreciendo con el pasar de los años, totalizando en aproximadamente RD$1.5 billones reduciéndose en aproximadamente 20.2% para este mismo período.

Es evidente que hoy en día se valora cada vez más esta clase de servicios por todos los beneficios que ofrece. Bajo este sistema de negocios los consumidores son capaces de realizar transacciones prácticamente de manera instantánea y desde cualquier lugar. Para los productores los costos operacionales se reducen drásticamente y su alcance para clientes potenciales aumenta con las transacciones electrónicas, esto da como resultado un mayor margen de beneficios en general. A pesar de todo esto, el comercio electrónico tiene sus desventajas, como son la limitada interacción entre consumidor-cliente que puede dificultar el entendimiento de las necesidades y deseos de los clientes, y la alta dependencia que tiene con la tecnología y las redes.

El comercio electrónico les ofrece a las personas un nuevo sistema económico con características propias, nuevas tendencias futuras y nuevas oportunidades de innovación. Las dinámicas que se dan en este tipo de negocios son muy dependientes del sector digital y tecnológico, por lo que más bien es considerado una forma alternativa de comercio para los consumidores. Esto nos indica que estas dos formas de realizar actividades comerciales (el electrónico y el físico) se mantendrán en constante competencia en los próximos años.


Las apreciaciones expresadas en este artículo no constituyen bajo ningún concepto recomendaciones que puedan utilizarse como punto de partida sobre decisiones inversión, gestión empresarial, finanzas personales o cualquier otro tipo de decisión. Este artículo es solamente un ejercicio intelectual y de opinión sin ningún fin de asesoría o toma de decisión.

Entradas recientes / Ver todas las entradas

Entrevista con Jacqueline Mora: Factores claves para la reapertura exitosa del turismo

Entrevista a la Viceministra Técnica de Turismo‍, Jacqueline Mora, en la revista Factor de Éxito: Desde el Ministerio de Turismo, se tomaron medidas exclusivas para iniciar la reactivación del sector…

Resultados de la economía dominicana a septiembre 2020

En una rueda de prensa conmemorando su 73 aniversario, el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) presentó los resultados de la economía a septiembre del 2020. El Indicador Mensual…

5 cosas que debes saber sobre la nueva emisión soberana

La emisión La semana pasada, vía el Ministerio de Hacienda, el gobierno colocó bonos soberanos por US$3,800 millones en los mercados internacionales, con el fin de cumplir con el presupuesto…

Levantando el telón de Davos

Por | Sin categoría | No Comments

Para cierre del mes de enero, el Foro Económico Mundial (WEO, por sus siglas en inglés) realizó su reunión anual en la ciudad de Davos, Suiza. Dicho evento, reconocido como una de los más importantes a nivel mundial, fue el lugar de encuentro para discutir problemas de materia económica, política y social.

Bajo el tema de este año “crear un futuro compartido en un mundo fracturado”, la élite mundial realizó discursos relatando problemas como incremento de la desigualdad de ingreso y de género en economías desarrolladas; amenazas de la globalización hacia la privacidad, seguridad y democracia por la creación de monopolios de información de empresas estadounidenses y chinas; efectos inminentes del cambio climático para las economías, entre otros.

Al mismo tiempo que se manifestaron dichas discusiones, algunos líderes afirmaron la importancia de los valores para la creación de un futuro sostenible, inclusivo y con mejores oportunidades. Por su parte, la primera ministra de Reino Unido, Theresa May y el presidente estadounidense, Donald Trump, aprovecharon la oportunidad para destacar que, el Brexit y la salida de Estados Unidos de Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) no son sinónimo de restricciones comerciales, sino de la búsqueda de mejores acuerdos.

La economía de Reino Unido comienza a sentir los costos del Brexit que incluyen un deterioro de la riqueza de los hogares y expectativas pesimistas (depreciación de la libra esterlina, mayor inflación, salarios menos competitivos y niveles tímidos de inversión).

Estados Unidos en cambio, ha sustentado su dinamismo en las expectativas de los mercados financieros por una recién promulgada y eufórica reforma fiscal expansiva.

Dado este panorama, es de esperar que ambos líderes traten de aprovechar el entorno político propiciado en Davos para calmar las masas y abrir las puertas a las renegociaciones. Además, dado el gran apoyo que ha tenido la reforma fiscal estadounidense, parece ser que gran parte de los líderes comienzan a abogar por (1) políticas de recorte de impuestos a los grupos de poder y (2) por la desregulación; justificando que el crecimiento de corto plazo de algunos sectores se traducirá en beneficio social en el largo plazo (trickel-down theory).

El problema con dichas políticas es que la falta de regulación hace que las externalidades no se registren en los precios de mercado, generando ineficiencia en los mismos, como el deterioro de nuestro medio ambiente.

Las aspiraciones a mejores relaciones comerciales y las políticas fiscales expansivas son producto de la euforia de los mercados por volver a tener mayores tasas de crecimiento. No obstante, economistas han destacado que este crecimiento no es sostenible ni inclusivo. De hecho, según el Banco Mundial, los niveles de crecimientos comenzarán a caer a partir de 2020 porque a medida que disminuye la inversión, se ralentizan las ganancias de productividad. Conjunto a lo anterior, se espera que dichas economías continúen implementando políticas monetarias restrictivas.

 

Entradas recientes / Ver todas las entradas

Entrevista con Jacqueline Mora: Factores claves para la reapertura exitosa del turismo

Entrevista a la Viceministra Técnica de Turismo‍, Jacqueline Mora, en la revista Factor de Éxito: Desde el Ministerio de Turismo, se tomaron medidas exclusivas para iniciar la reactivación del sector…

Resultados de la economía dominicana a septiembre 2020

En una rueda de prensa conmemorando su 73 aniversario, el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) presentó los resultados de la economía a septiembre del 2020. El Indicador Mensual…

5 cosas que debes saber sobre la nueva emisión soberana

La emisión La semana pasada, vía el Ministerio de Hacienda, el gobierno colocó bonos soberanos por US$3,800 millones en los mercados internacionales, con el fin de cumplir con el presupuesto…

Exportaciones de productos tradicionales agrícolas dominicanos

Por | Sin categoría | No Comments


Dentro de los sectores productivos de la República Dominicana, el agropecuario ha sido esencial para el motor económico que impulsa al país. Por la transición experimentada a una economía de servicios, dicho sector ha perdido participación del Producto Interno Bruto (PIB), sin embargo, siempre será uno de los más importantes a considerar por estar relacionada con parte de la población con menos alternativas en términos laborales (la rural). Con estadísticas del Ministerio de Agricultura se analizará la tendencia en las exportaciones que algunos productos tradicionales han experimentado desde el 2002 hasta el 2016.

Se evidencian cuatro productos agrícolas tradicionales que son el cacao, café, tabaco en rama y el azúcar y sus derivados. Históricamente, el azúcar y el cacao compusieron más del 86% del total de las exportaciones de estos bienes, los cuales pasaron de exportar US$156 millones en 2002 a US$358 millones en 2016, comercializando más de 340 toneladas métricas de los mismos.

Nuestro mayor socio comercial, Estados Unidos, de 2002 a 2016 había importado cerca del 45% del total de los productos agrícolas tradicionales, comprando principalmente azúcar y sus derivados (62% del total) y cacao (33% del total). Sin embargo, la composición de las exportaciones dominicanas a mercados estadounidenses varió mucho con los años en la medida en la que la globalización tomaba auge. El gigante estadounidense pasó de importar el 64.12% de los productos agrícolas dominicanos en 2002 a adquirir solo el 37% de estos bienes en 2016.

República Dominicana le exportó sus cultivos tradicionales a 27 países en 2016, a cada uno se destinan productos distintos.  A Suiza únicamente se exporta cacao, a Nicaragua tabaco en rama y a Japón café.

En 2016, tomando en cuenta los cuatro rubros previamente analizados, la República Dominicana exportó US$443 millones, lo que significa que desde 2002 las exportaciones habían crecido 153%; no obstante, el volumen de las exportaciones no había incrementado de esta manera. Podemos notar como el esfuerzo entre los participantes de dicho mercado han dinamizado las exportaciones del país, logrando así un mayor desempeño económico.

Entradas recientes / Ver todas las entradas

Efectos del COVID-19 en los préstamos por destino

El cierre de la economía por COVID-19 ha generado uno de los choques económicos más importantes para la economía mundial. De la mano del sector público, los gobiernos de todo…

Foto: Acento

Subsidios durante la pandemia

La crisis actual ha puesto en una situación frágil a muchas familias dominicanas que han perdido sus empleos y ha agravado considerablemente sus condiciones económicas y calidad de vida. Ante…

Exportaciones en el DR-CAFTA frente al COVID-19

En los últimos trimestres, República Dominicana aumentaba sus exportaciones hacia la región del DR-CAFTA y se observaba una ligera mejora en el deterioro de la balanza comercial, sin embargo, con…

Flujos de capitales extranjeros

Por | Sin categoría | No Comments

Cuando se hace alusión a la entrada y salida de dinero extranjero destinado a inversiones, se habla del flujo de capitales extranjeros. El hecho de que las personas puedan canalizar su capital a otro país con o sin limitantes es uno de los principales determinantes de los efectos de las políticas macroeconómicas. A estos dos escenarios se les llama libre flujo de capital o controles de capital.

El libre flujo de capital es el fenómeno que permite que los retornos de la inversión se igualen en países distintos. Bajo este esquema, se crea una relación de dependencia entre las medidas que se tomen en una nación y otra, por ejemplo, movimientos de tasas de referencia.

Supongamos que las tasas de interés que ofrece República Dominicana a un inversionista son considerablemente más altas que en el resto del mundo; esto producirá una migración de capitales ─bajo el supuesto de racionalidad de los individuos─ que en el corto plazo aumentará el flujo de divisas entrantes y apreciará, o desacelerará la depreciación, del peso dominicano.

Por la relación existente entre la libre movilidad de capitales y la estabilidad del tipo de cambio, algunos países en el pasado recurrieron a los controles de capitales. En este escenario, se imponen desincentivos a la entrada y salida de estos flujos y en casos extremos, se restringen por completo.

Cuando importantes entradas de divisas responden a situaciones coyunturales favorables no permanentes, entonces se suele abogar por restricciones que dificulten la retirada de las inversiones. Esta idea descansa en el supuesto de que cuando finalice la condición que atraía montos altos de capitales, estos serán sustraídos de la economía produciendo un choque negativo que afectaría la actividad económica.

El grado de libertad que exista en un país para mover capitales incidirá directamente en el efecto de las decisiones de aumentos o disminuciones de impuestos, gastos gubernamentales y oferta de dinero. En la medida en la que los recursos de las personas no puedan migrar con facilidad hacia escenarios más rentables ante condiciones macroeconómicas más restrictivas, se esperaría que las medidas de política tengan mayores efectos en las tasas de interés del mercado.

El concepto de flujo de capital y sus implicaciones adquiere más importancia en esta época en que el proceso de globalización se encuentra en sus máximos estadios de expansión. La posibilidad con la cuentan los agentes para realizar desde las más complejas operaciones de inversión hasta la compra de acciones extranjeras por plataformas virtuales, ha sido posible debido a una predominancia creciente de la movilidad de capitales en todo el mundo.

Entradas recientes / Ver todas las entradas

¿Para qué se utilizan las reservas internacionales?

Las reservas internacionales han aumentado su protagonismo en los últimos meses gracias a su capacidad de estabilización financiera ante la crisis de COVID-19 en el país. El Banco Central, a…

¿Qué es estacionalidad?

Se llama estacionalidad a los patrones de comportamiento que regularmente exhibe una variable en momentos específicos del año. Por ende, la conducta de estas variables se convierte en predecible y…

Presión Tributaria

El análisis de indicadores económicos para conocer e incluso anticiparse a la realidad económica de un país resulta ser cada día de mayor importancia. La toma de decisiones en materia…

Robo de vehículos en RD: cifras y consecuencias

Por | Sin categoría | No Comments


De la mano de la globalización y del avance tecnológico que ha tenido lugar recientemente, el transporte hoy en día deja de ser un lujo y se ha convertido en una necesidad. Cerca de 4 millones de vehículos de motor integran el parque vehicular dominicano ─1 por cada 3 habitantes─. En este nuevo MacroChart, se identificará el comportamiento de los robos ─tanto de vehículos como motocicletas─ que fueron reportados a la Policía Nacional en el 2016. A su vez, dentro del marco analítico del MacroChart, se interpretarán las secuelas de estos robos en la economía tanto a nivel nacional como personal.

En primera instancia, se percibe que se reportó a la Policía Nacional al menos un robo en todas las provincias del país, situación que indica la existencia de delitos a nivel nacional. A su vez, la provincia que más ha sido afectada por el robo de vehículos y motocicletas es Santo Domingo, misma que concentró el 28% del total de hurtos, siguiéndole Santiago con el 14%. Ciertamente, la cantidad de vehículos de motor robados comparados con los existentes en estas provincias es mínima; no obstante, el objetivo es inferir el impacto que puede haber generado o no en la economía el robo de las mismas.

De acuerdo con los datos, se indica que, dentro de las 24 horas del día, los ladrones prefieren delinquir entre las 10 A.M y las 12 A.M tanto en el caso de vehículos como de motocicletas. Desde otro punto de vista, se puede visualizar que para las motocicletas el mes de mayo fue el mes con mayor incidencia en los robos totales, mientras que para los vehículos fueron los meses de marzo y agosto.

En promedio, mensualmente se despojaron 574 vehículos de motor a nivel nacional. Es decir que, solamente tomando en cuenta los robos reportados, la situación económica de estos dominicanos y sus dependientes se vio influenciado negativamente. A una mayor escala, este malestar provoca desconfianza en la población; evidentemente la cadena productiva no tendrá el mismo rendimiento, afectando así la economía en su conjunto.

El gobierno, apoyado de las instituciones a las cuales conciernen estos actos delictivos como la Policía Nacional, deberá imponer soluciones a esta problemática. Una mayor tranquilidad general en la población ─a raíz de menos robos─ provocará un sentimiento de confianza, que se podrá a su vez traducir en una mayor producción económica pública y privada. Sin lugar a duda, la externalidad negativa que se deriva de estos fenómenos lastra el bienestar social. Medidas de inclusión con iniciativas de educación focalizada en ciertos grupos sociales mejorarían este mal que aqueja la sociedad; el estudio de este tipo de estadísticas es fundamental para la toma de decisiones de políticas en pro de la seguridad nacional.

VER MACROCHART LIVE

Entradas recientes / Ver todas las entradas

Efectos del COVID-19 en los préstamos por destino

El cierre de la economía por COVID-19 ha generado uno de los choques económicos más importantes para la economía mundial. De la mano del sector público, los gobiernos de todo…

Foto: Acento

Subsidios durante la pandemia

La crisis actual ha puesto en una situación frágil a muchas familias dominicanas que han perdido sus empleos y ha agravado considerablemente sus condiciones económicas y calidad de vida. Ante…

Exportaciones en el DR-CAFTA frente al COVID-19

En los últimos trimestres, República Dominicana aumentaba sus exportaciones hacia la región del DR-CAFTA y se observaba una ligera mejora en el deterioro de la balanza comercial, sin embargo, con…