Tag

Hyundai archivos - Analytica

Composición del parque vehicular dominicano

Por | Sin categoría | No Comments


A la luz de la evidente necesidad de medidas de ordenamiento vial, se hace necesario analizar el comportamiento de los vehículos de motor en República Dominicana, que con el pasar de los años, han exhibido un marcado incremento; particularmente notorio en las calles del gran Santo Domingo. En esta nueva entrega de MacroChart mostraremos la composición del parque vehicular hasta el 2017 de acuerdo con las estadísticas presentadas por la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

Al cierre de 2017, el parque vehicular de la República Dominicana estaba compuesto por más de 4 millones de unidades. Por condiciones climatológicas, económicas y culturales, el transporte de mayor utilización en el país son las motocicletas, las cuales representan más del 50% del total del parque a 2017.

Para finales del 2017, se registraron 142,475 nuevas motocicletas en comparación con el 2016, lo que significa que a finales del 2017 existían 2,238,671 de este medio de transporte a nivel nacional. Santo Domingo y el Distrito Nacional son las provincias que tienen mayor cantidad de motores, con un registro que ascendió al 29% del total motores en 2017.

En un lapso de cinco años, de 2013 a 2017, el Distrito Nacional redujo su participación en el parque vehicular del país de un 29% a un 25%, lo que indica una mayor diversificación de la concentración de vehículos en las demás provincias del país.

Tomando en cuenta el total de habitantes en República Dominicana de acuerdo con la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) y los datos aquí analizados de la DGII, se observa que en 2017 por cada 10 vehículos existían aproximadamente 25 personas en el país. Esta relación fue de 1 a 1 en el Distrito Nacional; por cada 10 habitantes había aproximadamente 10 vehículos; de hecho, es el primer año en que el registro del Distrito supera al millón de unidades.

Desde el 2013, los vehículos americanos y coreanos lideran las marcas de medio de transporte de motor disponibles en República Dominicana. No obstante, el crecimiento de las marcas coreanas ─Hyundai y Kia─ es más notable que el de las americanas. Del 2013 al 2017, los vehículos coreanos duplicaron su participación en el parque vehicular total, pasando de un 5.29% a un 10.04%. Si tomamos en cuenta específicamente los automóviles, el cambio se registró de un 3.78% a un 11.16% respectivamente, posicionándolos como el segundo país de origen de mayor participación detrás de los vehículos japoneses.

Se pudiera concluir que este dinamismo importador es producto de un crecimiento económico, pero es imperante considerar otros factores. El desarrollo automotriz a futuro en nuestro país dependerá de la eficiencia y modernización de los vehículos, así como de los espacios disponibles para su tránsito. La recolección de este tipo de información ayudará a poder materializar la transformación que necesita el transporte dominicano.

Entradas recientes / Ver todas las entradas

Efectos del COVID-19 en los préstamos por destino

El cierre de la economía por COVID-19 ha generado uno de los choques económicos más importantes para la economía mundial. De la mano del sector público, los gobiernos de todo…

Foto: Acento

Subsidios durante la pandemia

La crisis actual ha puesto en una situación frágil a muchas familias dominicanas que han perdido sus empleos y ha agravado considerablemente sus condiciones económicas y calidad de vida. Ante…

Exportaciones en el DR-CAFTA frente al COVID-19

En los últimos trimestres, República Dominicana aumentaba sus exportaciones hacia la región del DR-CAFTA y se observaba una ligera mejora en el deterioro de la balanza comercial, sin embargo, con…

Un vistazo al parque vehicular dominicano en el 2016

Por | Sin categoría | No Comments



Dado las necesidades de los dominicanos, estos requieren entre otras cosas de la utilización de medios de transporte para sus quehaceres diarios, los cuales componen el parque vehicular del país. Para el 2016, se registraron 3,854,038 vehículos, equivalente a una variación interanual del 6.7% o 241,074 vehículos de nuevo ingreso. Cabe destacar que, dentro del análisis, se incluyen tanto vehículos privados, como públicos, además de ambulancias, vehículos fúnebres entre otros, tal como lo describe el Boletín Estadístico del Parque Vehicular de la República Dominicana, generado por la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

Dentro de la composición del parque vehicular, los automóviles componen el 21% del mercado completo (incluyendo motocicletas), demostrando una gran participación en la provincia de Santo Domingo y más en el Distrito Nacional. No obstante, las motocicletas son el vehículo de mayor participación, asumiendo que existen 2,096,196 motocicletas registradas, equivalente a más del 50% de la composición total de vehículos, además, son las que mayor participación tienen en todas las provincias. Un comportamiento que identifica la composición nacional de motocicletas es que el Distrito Nacional posee la mayor cantidad de motores a nivel nacional, con 353,714 motocicletas; sin embargo, es la que posee una menor participación respecto al total de vehículos de la provincia. Por ejemplo, en el Distrito Nacional, las motocicletas ocupan el 36% del parque vehicular, mientras que en Samaná ocupan el 75% del total, con tan solo 23,636 motocicletas.

Ahora bien, pasando al análisis por tipo de vehículo y marca, y dejando fuera del análisis a las motocicletas -dado que no existe información específica de las marcas de las mismas-, los vehículos japoneses ciertamente dominan el mercado con marcas como Toyota, Honda, Nissan, las cuales abarcan el 46% del mercado. Desde el punto de vista de las otras marcas, dentro de las americanas, Ford domina el mercado, dentro de los coreanos Hyundai, y dentro de los europeos Volkswagen.

La necesidad de la utilización de un medio de transporte aumenta cada día más. Con ello aumenta la necesidad de mejorar la recolección de datos sobre el parque vehicular dominicano, así como la incorporación o mejoras de reglamentos que incentiven el respeto a las leyes de tránsito, a los semáforos, a los transeúntes y a los conductores, ya que se visualiza la creciente necesidad de una reestructuración al paradigma organizacional vial de nuestro país.