Tag

Impuestos archivos - Analytica

Presión Tributaria

Por | Sin categoría | No Comments

El análisis de indicadores económicos para conocer e incluso anticiparse a la realidad económica de un país resulta ser cada día de mayor importancia. La toma de decisiones en materia económica no sería fácil con la ausencia de indicadores que permiten evaluar el mejor camino que debe tomar una o varias políticas, y que afecta de manera directa o indirecta a la sociedad como un todo.

Unas de las políticas de mayor relevancia para un país, son las relacionadas con los ingresos que percibe el Estado para manejar y sostener su gasto, considerando que el mismo tiene un impacto significativo en la economía entera. Este tipo de políticas se relacionan con el área fiscal y/o tributaria. Para ello, los hacedores de las mismas se valen, entre otros indicadores, de la presión tributaria o fiscal.

El Estado percibe la mayor parte de sus ingresos de las recaudaciones fiscales, que no son más que los impuestos cobrados a los contribuyentes. La efectividad y eficacia del cobro pueden evaluarse a través del nivel de presión tributaria del país, el cual relaciona los ingresos tributarios percibidos por la economía con el Producto Interno Bruto (PIB).

El valor numérico de la presión tributaria se traduce en un porcentaje, que indica qué proporción del PIB es aportado efectivamente por empresas y particulares al Estado. Este indicador es de mucha utilidad al momento de aplicar políticas tributarias que estén orientadas a una recaudación equitativa distribuida entre los contribuyentes. Adicionalmente, mide el grado de evasión impositiva de los contribuyentes y la informalidad de una economía. A mayor evasión menor es la presión tributaria, aún si las tasas de impuestos son elevadas. Los países suelen usar el indicador como un medidor de las políticas tributarias aplicadas e incluso mejorar las ya existentes. La presión tributaria suele ser elevada en países desarrollados, cuyo valor suele superar el 30%.

El objetivo del Estado dominicano en materia de política tributaria, debe estar orientado a incrementar la recaudación fiscal, principalmente a través de la reducción de la evasión o mejorar la estructura de los impuestos ya existentes y su forma de aplicación. En la medida que la recaudación sea eficiente, la presión tributaria logrará incrementarse. Este incremento permitiría financiar inversiones del Estado en el país, aportando al desarrollo socioeconómico de República Dominicana.

Impuestos Progresivos y Regresivos

Por | Sin categoría | No Comments

La elaboración de un esquema de impuestos y los efectos que puede tener en los distintos niveles económicos de la población, constituye una de las principales dificultades a las que se enfrentan las autoridades a la hora de elaborar el “sistema tributario ideal”. Existe una clasificación específica de impuestos que tienen que ver con el ingreso del contribuyente, y que será definida en este nuevo Macroconcept. Dicha clasificación divide los impuestos en progresivos y regresivos.

Cuando los economistas describen un sistema tributario ideal, se refieren a uno con una recaudación simple, eficiente y progresivo. Es decir, que extraiga de las personas lo justo y al mismo tiempo, recaude de manera simple y eficiente lo necesario para la hacienda pública. El economista Jean Baptiste Colbert, describió que la eficiencia en términos de recaudación: “consiste en desplumar al ganso para obtener la mayor cantidad de plumas con el menor número posible de graznidos”.

Los impuestos progresivos son aquellos que se caracterizan por cobrar más a quien más tiene. Es decir, que mientras mayor es la ganancia o renta, mayor es el porcentaje de impuesto sobre la base. Estos impuestos se destacan por ser equitativos y redistribuir la riqueza.

Los impuestos regresivos se diferencian de los progresivos porque se les cobra más a quien menos tiene en términos relativos. Es decir, mientras mayor es la ganancia o renta, menor es el porcentaje de impuestos que efectivamente se paga sobre la base imponible. Estos se destacan porque afectan más a las personas de menos ingresos.

En la República Dominicana, se puede destacar como impuesto progresivo el impuesto sobre la renta a personas físicas. Por ejemplo, cuando un asalariado genera ingresos mayores a los RD$416,000 anualmente (RD$32 mil mensual), comienza a pagar una tasa de impuesto, y en la medida en que aumenta ese nivel de ingresos, comienza a aumentar la tasa escalonadamente hasta 25%. Por otro lado, el ITBIS, es de carácter regresivo, porque afecta más a las personas de bajos ingresos. Por ejemplo, una compra de un supermercado en la cual se pagó RD$2,000 de ITBIS, para una persona de ingresos mensuales de RD$15,000, el ITBIS que pagó representa un 13.33% de su ingreso. Mientras que, una persona que genera ingresos mensuales de RD$30,000, ese mismo monto de ITBIS solamente representa un 6.67%.

Evidentemente, el sistema tributario ideal, no es tan sencillo de alcanzar. Sin embargo, lo que siempre deberían tomar en cuenta los gobiernos, es tratar de lograr o acercarse a el punto óptimo de tributación, donde reine el principio de equidad, con la respectiva reducción de ineficiencias y eliminación de las distorsiones que se generen en el proceso.

Eficiencia impositiva

Por | Sin categoría | No Comments

La economía de cada país se encuentra influenciada por las decisiones de su gobierno, ya que este interviene en su funcionamiento a través de los poderes políticos y la administración pública para poder redistribuir el ingreso y financiar bienes públicos. La recaudación de impuestos es uno de los mecanismos a través del que se ejecutan estas medidas.

La carga impositiva que soporta el mercado altera los incentivos del mismo. En términos generales, los impuestos generan pérdidas de eficiencia. Cabe especificar que existen diferentes sistemas impositivos con implicaciones distintas sobre el bienestar de los consumidores y productores.

Sin embargo, no todos los impuestos generan distorsiones. El gobierno establece políticas para alinear los incentivos privados con la eficiencia social. Un ejemplo de lo anterior son los impuestos socialmente beneficiosos, como es el impuesto correctivo o pigouviano (por el economista Arthur Pigou).

Un impuesto correctivo tiene el propósito de penalizar a los particulares que realicen actividades que produzcan externalidades negativas sociales, como por ejemplo el control a la contaminación. Un impuesto correctivo eficiente debe ser mayor al costo de la externalidad o de la contaminación.

El objetivo de los hacedores de política fiscal es crear un impuesto óptimo que no genere distorsiones y que maximice el bienestar social. Dentro de los diferentes sistemas impositivos, se clasifica como el más eficiente aquel que obtiene la mayor cantidad posible de ingresos a un costo menor por parte del contribuyente.

El impuesto de cuantía fija se basa en el pago tributario sin importar el nivel de ingreso de la población. Este es considerado como el más eficiente de los impuestos, ya que las decisiones personales no alteran la cantidad a deber, porque de que el pago del impuesto no distorsiona los incentivos. A pesar de esto, un impuesto de cuantía fija asignaría la misma cantidad a las personas sin importar sus ingresos, es decir, le quitaría la misma cantidad al rico que al pobre, lo que entra en conflicto con el principio de la equidad tributaria.

El gobierno mantiene como finalidad buscar la mejor manera de equilibrar los resultados sobre la eficiencia y la equidad impositiva. Una vez se tenga un mayor entendimiento sobre las capacidades y las características de la población, se podrán moldear las políticas fiscales y entender los dilemas y preocupaciones para poder crear un sistema impositivo más inclusivo, eficiente y equitativo a su vez.

Entradas recientes / Ver todas las entradas

¿Para qué se utilizan las reservas internacionales?

Las reservas internacionales han aumentado su protagonismo en los últimos meses gracias a su capacidad de estabilización financiera ante la crisis de COVID-19 en el país. El Banco Central, a…

¿Qué es estacionalidad?

Se llama estacionalidad a los patrones de comportamiento que regularmente exhibe una variable en momentos específicos del año. Por ende, la conducta de estas variables se convierte en predecible y…

Presión Tributaria

El análisis de indicadores económicos para conocer e incluso anticiparse a la realidad económica de un país resulta ser cada día de mayor importancia. La toma de decisiones en materia…

Beneficios del cumplimiento del código tributario sobre la economía dominicana

Por | Sin categoría | No Comments

Los impuestos juegan un papel importante en todos los países, ya que sin estos el Estado no tendría la posibilidad de asumir el pago de los servicios y bienes públicos necesarios. Los países desarrollados tienen un sistema tributario estricto, el cual les permite contar con fondos para desarrollar proyectos que aporten bienestar y crecimiento económico al país. Algunos de los servicios públicos más importantes son la educación y la salud, los cuales impulsan el desarrollo y el crecimiento en la medida que se ofrecen a la población con calidad y de manera oportuna.

En República Dominicana se busca ampliar y fortalecer la base tributaria, punto reforzado con la entrada del nuevo director de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), Magín Díaz. La evasión fiscal causa una desviación de recursos públicos que podrían ser usados por el Estado para ser invertidos en mejorar las condiciones de vida de la población. La DGII tiene, actualmente, los siguientes objetivos: i) el control efectivo de las exenciones en todos los sectores, a través de la fiscalización y gestión de las empresas en regímenes de incentivos, ii) impulsar decididamente la implementación de las soluciones fiscales y posteriormente la factura electrónica; iii) regular la autorización y el uso del Número de Comprobante Fiscal (NCF) con valor fiscal, para que estos solamente puedan sustentar gastos en renta y créditos en ITBIS, atendiendo a la naturaleza del negocio, iv) implementar medidas para mitigar el abuso que están cometiendo algunas empresas con las deducciones de gastos menores para reducir su base imponible.

Para lograr que se cumpla lo establecido en el Código Tributario Dominicano y lograr la ampliación de la base tributaria en República Dominicana, la DGII necesitará mantener el cumplimiento de las leyes sin excepciones, ser estrictos con los incumplimientos y velar por el respeto de la entidad. Para servir este propósito se han realizado varios esfuerzos en estos últimos meses del 2016. Por ejemplo, la DGII logró conseguir un paquete de asistencia técnica internacional para la fortaleza institucional como el Banco Interamericano y Desarrollo (BID), el Fondo Monetario Internacional (FMI), entre otros. También dispuso el cobro del impuesto sobre la renta a los dividendos o utilidades pagadas por parte de las empresas de zonas francas a sus accionistas a partir del mes de octubre, poniendo en vigencia la Ley 253-12 del 2012, la cual no era observada hasta ese momento. Luego de agotar el debido proceso contemplado en las leyes y en las normas que rigen sus acciones, incluyendo notificaciones formales apelando a la regularización, la DGII clausuró varios negocios por incumplimiento e irregularidades encontradas durante el “viernes negro”.

Al fin y al cabo, lo que se está buscando es una forma eficiente, justa y responsable de recaudar los impuestos. Esto tiene como fin generar fondos con los que el país pueda financiar los proyectos públicos necesarios para mejorar el bienestar y el desarrollo social. Cabe destacar que estos proyectos deben de ser eficientes y de calidad, así como se debe ser riguroso y estricto con la recaudación de impuestos; en la medida que se logre una buena gestión de los servicios públicos, el Estado tiene mayor capacidad de justificar a la población una mayor presión recaudatoria, ya que los ciudadanos perciben el retorno sobre su “inversión”.