Tag

Número de Comprobante Fiscal (NCF) archivos - Analytica

Beneficios del cumplimiento del código tributario sobre la economía dominicana

Por | Sin categoría | No Comments

Los impuestos juegan un papel importante en todos los países, ya que sin estos el Estado no tendría la posibilidad de asumir el pago de los servicios y bienes públicos necesarios. Los países desarrollados tienen un sistema tributario estricto, el cual les permite contar con fondos para desarrollar proyectos que aporten bienestar y crecimiento económico al país. Algunos de los servicios públicos más importantes son la educación y la salud, los cuales impulsan el desarrollo y el crecimiento en la medida que se ofrecen a la población con calidad y de manera oportuna.

En República Dominicana se busca ampliar y fortalecer la base tributaria, punto reforzado con la entrada del nuevo director de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), Magín Díaz. La evasión fiscal causa una desviación de recursos públicos que podrían ser usados por el Estado para ser invertidos en mejorar las condiciones de vida de la población. La DGII tiene, actualmente, los siguientes objetivos: i) el control efectivo de las exenciones en todos los sectores, a través de la fiscalización y gestión de las empresas en regímenes de incentivos, ii) impulsar decididamente la implementación de las soluciones fiscales y posteriormente la factura electrónica; iii) regular la autorización y el uso del Número de Comprobante Fiscal (NCF) con valor fiscal, para que estos solamente puedan sustentar gastos en renta y créditos en ITBIS, atendiendo a la naturaleza del negocio, iv) implementar medidas para mitigar el abuso que están cometiendo algunas empresas con las deducciones de gastos menores para reducir su base imponible.

Para lograr que se cumpla lo establecido en el Código Tributario Dominicano y lograr la ampliación de la base tributaria en República Dominicana, la DGII necesitará mantener el cumplimiento de las leyes sin excepciones, ser estrictos con los incumplimientos y velar por el respeto de la entidad. Para servir este propósito se han realizado varios esfuerzos en estos últimos meses del 2016. Por ejemplo, la DGII logró conseguir un paquete de asistencia técnica internacional para la fortaleza institucional como el Banco Interamericano y Desarrollo (BID), el Fondo Monetario Internacional (FMI), entre otros. También dispuso el cobro del impuesto sobre la renta a los dividendos o utilidades pagadas por parte de las empresas de zonas francas a sus accionistas a partir del mes de octubre, poniendo en vigencia la Ley 253-12 del 2012, la cual no era observada hasta ese momento. Luego de agotar el debido proceso contemplado en las leyes y en las normas que rigen sus acciones, incluyendo notificaciones formales apelando a la regularización, la DGII clausuró varios negocios por incumplimiento e irregularidades encontradas durante el “viernes negro”.

Al fin y al cabo, lo que se está buscando es una forma eficiente, justa y responsable de recaudar los impuestos. Esto tiene como fin generar fondos con los que el país pueda financiar los proyectos públicos necesarios para mejorar el bienestar y el desarrollo social. Cabe destacar que estos proyectos deben de ser eficientes y de calidad, así como se debe ser riguroso y estricto con la recaudación de impuestos; en la medida que se logre una buena gestión de los servicios públicos, el Estado tiene mayor capacidad de justificar a la población una mayor presión recaudatoria, ya que los ciudadanos perciben el retorno sobre su “inversión”.