Tag

Subagentes Bancarios archivos - Analytica

Subagentes bancarios como motores de la inclusión financiera

Por | Sin categoría | No Comments


La creciente figura de los subagentes bancarios en el sistema financiero dominicano ha mostrado como la inclusión financiera en el país cada vez es mayor, tal y como plantean los objetivos de los entes reguladores del sistema financiero. Para poder ver cómo estos han contribuido al desarrollo de la economía dominicana, se debe comprender como se han comportado los mismos en los últimos años. En este nuevo MacroChart, ponemos bajo la lupa el desenvolvimiento de subagentes bancarios y su aporte a la inclusión financiera, durante el primer semestre del 2015 al 2017.

El aumento trimestral observado en la cantidad y monto de transacciones a través de los subagentes bancarios provocaron que, para el segundo trimestre del 2017, se efectuaran cerca de 900,000 transacciones por un monto total de RD$2,505 millones. La variación interanual en la cantidad de transacciones para el segundo trimestre del 2017 fue de 105%, mientras que la del monto transado total fue de 151% en el mismo periodo.

Las tiendas pequeñas como los colmados, por su estructura de mercado y su rol en la cotidianidad dominicana, son establecimientos que promueven la inclusión financiera ya que se ubican regularmente en puntos de fácil acceso para gran parte de la población. En el caso dominicano, esta no es la excepción. Al segundo trimestre del 2017, más de 1,500 colmados que ofrecieron servicios financieros en el país como subagentes bancarios. Esto, a su vez, refleja la gran aceptación que han tenido los colmados para realizar las operaciones financieras.

Los tipos de productos y servicios de mayor demanda entre los subagentes bancarios son pagos en efectivo y/o cheque, siguiéndole retiro en efectivo y depósitos en efectivo y/o cheque. Esta demanda, es indicativa de una mayor inclusión financiera para elementos cotidianos como el pago en microcréditos, tarjetas de crédito y servicios de luz, teléfono, etc.

Se puede notar que, en el primer semestre de 2017, el monto promedio de pago de préstamos de vehículos nuevos en subagentes bancarios fue de RD$15,121, mientras que para vehículos usados fue RD$11,110. Además, el promedio de pago de las tarjetas de crédito se estuvo por debajo de los RD$9,000 ─ a excepción de la tarjeta de crédito personal platino, la cual tuvo una media de pago de RD$15,989 ─, las remesas recibidas en promedio son de RD$5,763.

Por último, cabe resaltar que, en los primeros dos trimestres de 2017 el monto transado en la zona que engloba Santo Domingo y el Distrito Nacional totalizó RD$2,016 millones. Sin embargo, las provincias la Altagracia y Duarte son las que registraron un mayor monto promedio, que fue RD$5,017 y RD$4,631, respectivamente.

Este análisis sugiere que el objetivo de las entidades financieras de incentivar la inclusión financiera en el país mantiene su ritmo positivo hasta el momento. La evidencia que apoya el crecimiento del uso de los subagentes bancarios es clara. Con el tiempo, se podría esperar que el dominicano promedio acuda a utilizar estas herramientas para su diario vivir. De continuar con su buena implementación, podríamos pensar de los subagentes bancarios como nuevos medios para cumplir con nuestras metas.

Entradas recientes / Ver todas las entradas

Efectos del COVID-19 en los préstamos por destino

El cierre de la economía por COVID-19 ha generado uno de los choques económicos más importantes para la economía mundial. De la mano del sector público, los gobiernos de todo…

Foto: Acento

Subsidios durante la pandemia

La crisis actual ha puesto en una situación frágil a muchas familias dominicanas que han perdido sus empleos y ha agravado considerablemente sus condiciones económicas y calidad de vida. Ante…

Exportaciones en el DR-CAFTA frente al COVID-19

En los últimos trimestres, República Dominicana aumentaba sus exportaciones hacia la región del DR-CAFTA y se observaba una ligera mejora en el deterioro de la balanza comercial, sin embargo, con…

Subagentes Bancarios: reflectores de un problema estructural

Por | Sin categoría | No Comments

Los subagentes bancarios son una herramienta muy efectiva de acercar el sistema financiero a las personas y reducir el costo operativo de los bancos, y actualmente permiten estimar la magnitud de un problema estructural de la República Dominicana: la informalidad y el uso excesivo de efectivo.

Los subagentes bancarios funcionan de la siguiente forma: en vez de abrir una sucursal en cierta localidad, el banco se acerca a un supermercado pequeño, colmado o farmacia (canales principales actualmente) y lo capacita con las facilidades para servir como intermediario entre las personas y el banco. Ahora este puede realizar operaciones como depósitos, transferencias, pagos de préstamos, recepción de remesas, solicitudes de productos, entre otras.

Durante el primer trimestre de 2017 los subagentes bancarios transaron RD$2,062 millones, según las estadísticas de la Superintendencia de Bancos (SIB), un crecimiento importante frente al primer trimestre del que se tiene datos (julio-septiembre 2015), en que se transó sólo RD$431 millones. Estas fueron transacciones que no tuvieron que ocurrir en una sucursal bancaria normal, ahorrando así tiempo para el cliente y para la entidad financiera.

Hay que notar que, el 75% del monto total transado de estas operaciones durante el primer trimestre de este año, corresponde a retiros y depósitos de efectivo y/o cheque. Esto cuestiona el nivel de bancarización real de la población, que opta por el efectivo antes que los otros productos del sistema, como las transferencias electrónicas y el uso de tarjetas de crédito o débito.

No parecería que la decisión de optar por efectivo en República Dominicana responda a un tema de disponibilidad de productos electrónicos/tecnológicos, ya que el Banco Central reporta que a la fecha existen tres millones de usuarios de internet banking, más de cuatro millones de tarjetas de débito, ambos números cercanos a la estimación de la misma institución sobre el total de empleados del país: 4.3 millones.

¿Por qué los hogares dominicanos optan por el uso de efectivo entonces? Podría ser por desconocimiento del uso de los productos, falta de confianza en las entidades financieras, el hecho de que una parte importante del consumo de los hogares se hace en establecimientos informales, una cultura de ahorrar “debajo del colchón”, entre otros. Y como muchas problemáticas en la economía dominicana, la solución es educación.

El Banco Central de la República hizo un diagnóstico sobre la falta de educación económica y financiera en el país a través de encuestas, y formuló un Plan Estratégico de Educación Económica y Financiera (ENEEF), en conjunto con varias instancias del Estado Dominicano. En los próximos años debemos ver los frutos de esta iniciativa, maximizando el potencial del sistema financiero y empoderando a todos los ciudadanos y ciudadanas a desenvolverse de manera más segura y eficiente en sus transacciones.

Entradas recientes / Ver todas las entradas

Resultados de la economía dominicana a septiembre 2020

En una rueda de prensa conmemorando su 73 aniversario, el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) presentó los resultados de la economía a septiembre del 2020. El Indicador Mensual…

5 cosas que debes saber sobre la nueva emisión soberana

La emisión La semana pasada, vía el Ministerio de Hacienda, el gobierno colocó bonos soberanos por US$3,800 millones en los mercados internacionales, con el fin de cumplir con el presupuesto…

Resumiendo el Plan Nacional de Educación

La educación en tiempo de pandemia ha sido un reto para los sistemas educativos en todo el mundo, al verse obligados a cerrar los centros como medida para la prevención…

La creciente figura de los subagentes bancarios

Por | Sin categoría | No Comments


En República Dominicana, uno de los principales objetivos de las entidades regulatorias del sistema financiero como el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) y la Superintendencia de Bancos (SIB) es mejorar la inclusión financiera del país. Para ello, las instituciones financieras, de conjunto con el regulador, deben de enfocarse en aumentar la confianza de los individuos en las mismas; atrayendo incluso a muchos dominicanos que desconfían en el sistema financiero y que, por lo tanto, no tienen ningún contacto económico con el mismo. Muchas de estas entidades financieras también se han enfocado en proliferar los servicios que ofrecen, en la misma medida que los entes reguladores se encargan de proteger y regular dicha expansión. Atendiendo a este tipo de medidas y/o regulaciones, se destaca la Reforma de Subagentes Bancarios.

Dicha reforma, crea a los subagentes bancarios, que son establecimientos comerciales (generalmente pequeños como farmacias, gimnasios, colmados, ferreterías, entre otros) a través de los cuales se prestan algunos servicios financieros, que favorecen aquellos sectores que cuentan con poca o ninguna presencia de entidades financieras. Con la implementación de esta figura financiera, se logra proliferar los servicios financieros a bajos costos, ya que no se incurre en los gastos que implica crear y mantener una sucursal bancaria.

Para el tercer trimestre del 2016 existían 3,987 subagentes bancarios, con un crecimiento interanual en su cantidad del 43.1%. A la fecha, dichos subagentes registraron un monto transado de RD$1,250 millones con una variación interanual de 109.6%. En este mismo ámbito, la cantidad de transacciones manejadas tuvo un crecimiento similar con 106.7%, lo que equivale a 547,754 transacciones en Q3-2016. Dicho incremento en la cantidad de transacciones, al ser más significativo que el generado por el monto transado en el trimestre anterior (Q2-2016) ha generado una ralentización en el monto transado promedio, que se ubicó en RD$2,282 por transacción, con una variación interanual de 1.43% y trimestral de -31.3%.

Desglosado por provincias, el Distrito Nacional es el que maneja un mayor monto transado con RD$297 millones, seguido de Santo Domingo con RD$264 millones. En cuanto a la cantidad de transacciones, Santo Domingo tiene 143,563, mientras que el Distrito Nacional tiene 94,918. Dicho comportamiento podría ser explicado por el hecho de que provincias con una menor inclusión financiera, -como es el caso de Santo Domingo cuando le comparamos con el Distrito Nacional-podrían tener un mayor volumen de transacciones con los subagente bancarios que las provincias con mucha actividad financiera. Sin embargo, en cuanto al monto transado, es de esperar que el Distrito Nacional mantenga un mayor monto que otras provincias, independientemente de si es con el uso de subagentes bancarios o si es con las demás entidades financieras, dado que existe un mayor flujo de personas que se manejan con mayor frecuencia en el sistema financiero.

Cabe destacar que, La Altagracia es la provincia con el mayor monto transado promedio con RD$5,042, producto de un monto transado significativamente más elevado que el número de transacciones que se realizan en la provincia; a diferencia de otras provincias que, si bien manejan un monto similar de transacciones, el monto transado no es tan elevado.

Por otro lado, recordando que, la primera institución en implementar una red de subagentes bancarios fue el Banco Popular en 2014, al visualizar la distribución de los subagentes por institución bancaria, se nota que Banreservas ha venido ganado participación, obteniendo a la fecha el 34.3% del total de subagentes por institución, seguido de Banco Popular con 32.9% y BHD-León con 10.6%.

A medida que se logre la expansión de dicha figura (apoyando a las entidades financieras a usar este recurso) y que se incremente la confianza de los individuos en el sector financiero, República Dominicana se acercará a una mayor inclusión financiera y, por ende, al crecimiento económico.