Tag

telecomunicaciones archivos - Analytica

¿Cómo se comunican los hogares dominicanos?

Por | Sin categoría | No Comments

El desarrollo de las telecomunicaciones a nivel internacional es también evidenciable en la República Dominicana. El flujo de inversión existente en este mercado ha tenido una respuesta por parte de los dominicanos, los cuales demandan cada vez más la mayoría de los servicios ofertados. Las telecomunicaciones han jugado un papel fundamental en aspectos como el nivel educativo de la población y la democratización de la información pública.

Este MacroChart pretende mostrar las características del mercado dominicano de telecomunicaciones desde la perspectiva de la penetración como tal en la población, con datos obtenidos del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) y la Oficina Nacional de Estadística (ONE).

Con tales fines, se construyó una variable aproximada denominada tasa de saturación que resulta del cociente de la población dominicana y el número de contratos existentes. Este indicador no proporciona información completa sobre el uso por persona de medios como el Internet o la televisión al  ser la utilización de estos servicios, en principio, no excluyente.

Evaluando las suscripciones de televisión, se evidencia que el principal proveedor de este servicio es Claro (52% del mercado), seguido de Altice (20%) y Aster (6%). Los niveles más altos de tasa de saturación están presentes en las provincias turísticas María Trinidad Sánchez, La Altagracia y San José de Ocoa con 15%, 14% y 13%, respectivamente. El incremento en los contratos de televisión en los últimos años ha sido leve pero constante, presentando un crecimiento interanual en el primer mes del 2019 de 1.25% con un total de 806,738 cuentas.

El servicio de las telecomunicaciones más demandado en República Dominicana es el del Internet. A enero del 2019, 7,502,899 cuentas tenían acceso a la red. Sin embargo, la distribución geográfica de tales cuentas es mucho menos diversificada que en otros servicios. Por ejemplo, en Distrito Nacional la tasa de saturación es de 20.14%, seguido por La Romana con menos de la mitad de la saturación de la capital (9.75%).

Más aún, 19 de 32 provincias poseen una tasa de saturación de líneas con acceso a Internet menor a 5%. Existen casos extremos en la región sur, como Elías Piña, Bahoruco y Pedernales con índices por debajo del 2%.

Las líneas de telefonía local fija han mostrado un declive prominente en los últimos años. De enero 2015 a enero 2019 estos contratos se redujeron en 20% (más de 218 mil cuentas).

De hecho, a enero del 2018, la cantidad de contratos por este concepto tuvo un crecimiento interanual de -8.25%. Esta caída tuvo efectos a nivel general en la tasa de saturación, al variar negativamente entre 2017 y 2018 superior a 100 puntos básicos.

La concentración de contratos en Distrito Nacional es mucho mayor en la telefonía local fija que en los demás servicios, con una tasa de 27.17%.

Es evidente que se está produciendo una transición paulatina en cómo las personas se comunican entre sí, siendo el mercado dominicano prueba de esto. La sustitución de líneas de telefonía fija por llamadas con acceso a la red, así como de las suscripciones residenciales de televisión por la transmisión de contenido en línea podrían ser algunas de las razones que explican por qué los contratos de Internet crecen más que los demás servicios de telecomunicaciones. Aumentar la extensión de las redes que posibilitan ofrecer estos servicios es vital para aumentar la productividad de las regiones que están relativamente menos comunicadas que otras.

Autores: Carlos Isidor y Georges Bournigal

Entradas recientes / Ver todas las entradas

Impacto del COVID-19 en el uso de tarjetas en mayo 2020

Desde el mes de marzo, el gobierno dominicano ha estado implementando una serie de medidas para mitigar el impacto del COVID-19 en el país, provocando la suspensión de operaciones de…

Índices bursátiles ante la crisis actual

Las bolsas de valores en todo el mundo se caracterizan por una alta volatilidad cuando aumenta la incertidumbre en torno a la evolución de la economía mundial. Dicho esto, con…

Evolución de los commodites en el 2020

El mercado mundial de commodities ha estado condicionando por la pandemia de COVID-19 desde su aparición en China a inicios del 2020. Desde entonces los precios de las principales materias…

Transición de las telecomunicaciones dominicanas hacia el futuro

Por | Sin categoría | No Comments


Sin duda alguna, uno de los factores influyentes en el desarrollo de las economías durante los últimos 40 años es la evolución de los servicios de telecomunicaciones. Entendiendo que, una mejora de estos servicios puede influir en el desarrollo económico y, por ende, en la optimización de los procesos de producción, pudiera interpretarse que, la mejora de los servicios de telecomunicaciones puede generar un incremento del nivel potencial de la economía. Por lo tanto, el análisis de las tendencias de mercado de los servicios de telecomunicaciones es de suma importancia para conocer el avance en la demanda de dichos servicios.

A febrero del 2017, los servicios de telecomunicaciones se distribuyeron en 6.67 millones de líneas de teléfonos prepago (con un crecimiento interanual de -3.2%), 6.1 millones de cuentas con acceso a internet (21.6%), 2 millones de teléfonos post-pagos (3%), 1.1 millones de telefonías fijas (-3.2%), 743 mil suscriptores de televisión (10.5%) y 234 mil líneas IP (44.9%).

La gran mayoría de los servicios muestra una tendencia creciente. Sin embargo, resulta relevante destacar la caída en la evolución de la cantidad de usuarios que utilizan las líneas de teléfonos móviles prepago y las líneas de telefonía local fija. Ambos servicios mostraron niveles máximos a inicios de 2016, y desde entonces, han tenido decrecimientos acelerados.

En este mismo ámbito, el desuso de algunos de los servicios de telecomunicaciones no puede atribuirse a la pérdida de poder de mercado de alguna de las empresas distribuidoras ya que el mismo se ha mantenido estable desde 2015. Los principales distribuidores de servicios de telecomunicaciones son Claro Codetel y Orange Dominicana (en el caso de las telefonías móviles post-pagos, sus participaciones a febrero 2017 fueron de 58.6% y 39.7%, respectivamente). Destacamos que, Orange Dominicana no ofrece servicios de suscripciones de televisión o de telefonías fijas; en ambos servicios, el poder de mercado se encuentra distribuido principalmente entre Claro Codetel y Tricom.

Por otro lado, un caso bastante particular son los servicios de líneas IP; donde el principal distribuidor de este servicio es Tricom con 54.38% de participación, seguido de Claro Codetel con 37.1% y Wind Telecom con 6.89%. Las líneas IP son líneas que establecen la comunicación exclusivamente por conexión de internet. Es decir, esta tecnología permite que en lugar de tener varios servicios funcionando con redes independientes (una línea para el teléfono y otra para el internet), se pueda utilizar la línea de internet para realizar todos los servicios. Esto puede reducir considerablemente los costos fijos que enfrentan tanto las empresas como las familias, lo que explica por qué la demanda de los servicios de telefonía fija se ha reducido y la de las líneas IP ha incrementado. Aunque, este servicio tiene varios años en el mercado, entendemos que las empresas distribuidoras se han percatado de este incremento en la demanda, por lo que se han enfocado en aumentar su poder de mercado en este servicio (como es el caso de Claro) o bien, mantenerlo (Tricom).

Tanto las empresas distribuidoras como los consumidores de los servicios de telecomunicaciones se muestran constantemente en la búsqueda de minimizar los costos (ambos) y de incrementar la productividad (los primeros). Por esto es importante analizar las transiciones que el mercado tiene en cuanto a estos servicios se refiere. Actualmente vemos como los servicios de líneas IP van desplazando poco a poco los servicios de telefonía fija. Más adelante, luego de que las líneas IP estén implementadas plenamente, se podrán realizar estudios que midan el impacto de dicho servicio en la optimización de los procesos productivos.

La prosperidad socioeconómica y el desarrollo de las telecomunicaciones

Por | Sin categoría | No Comments

El período electoral pasado en la República Dominicana sirvió de marco para que el presidente actual y reelecto para el próximo término, Danilo Medina, presentara la propuesta del proyecto República Digital. El mismo buscará optimizar la calidad y ampliar el alcance geográfico del aprendizaje digitalizado y la conexión a internet en aras de mejorar los niveles de educación y la operación de las empresas locales. De esta propuesta, surge la necesidad de analizar a groso modo las condiciones de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) del país. El mercado de las telecomunicaciones, especialmente el internet, es relativamente nuevo en nuestro país. El auge comercial y el uso de internet para asuntos cotidianos empezaron a tomar fuerzas a principios de los 1990. No obstante, no fue hasta en finales de esta década y principios de siglo XXI cuando la industria despegó masivamente.

República Dominicana no es líder en este sector, y al no serlo, la evolución ha sido más tardía que en países que sí lo son. Para el año 2001, la fuente de datos del Banco Mundial indica que apenas el 4.4% de la población utilizaba el internet y existían apenas 14 celulares por cada 100 personas. Para 2014, ambas cifras se encontraban en 49.6% y 79 unidades por cada 100 personas respectivamente. Las suscripciones a las líneas fijas de banda ancha aumentaron entre 2004 y 2015 de 0.17 a 5.41 por cada 100 personas, una cifra 30 veces mayor. Estos números indican que la República Dominicana como sociedad ha adoptado el uso de las comunicaciones como parte crucial de la vida cotidiana. Estos aumentos responden a una tendencia internacional de consumo y utilización de servicios de telecomunicación como forma de aprendizaje, mejorar las relaciones comerciales, o forma de comunicación.

Si bien se entiende que la sociedad dominicana ha aumentado considerablemente su consumo de bienes y servicios provenientes de este sector, ¿tiene nuestro país la necesidad de seguir desarrollando y aumentando el poder del mismo? Las estadísticas aseguran que sí. Países como Noruega, Islandia y Dinamarca tienen porcentajes de usuarios de internet entre 96.0% y 99.0%. Estos son líderes estables en indicadores relacionados a la economía, salud, educación y desarrollo. Incluso, las cinco naciones con mayor cantidad de servidores seguros para transacciones a través del internet son Islandia, Liechtenstein, Luxemburgo, Mónaco y Suiza, todos con indicadores económicos y sociales con los que la República Dominicana no puede competir actualmente. Irónicamente, todos son considerablemente más pequeños que nuestro país. Un caso aún más drástico es el de estados como Hong Kong y Macao, donde el promedio de celulares por persona es de 2.2 y 3.2 respectivamente. Si bien poseer tres celulares no es necesariamente algo que un ser humano promedio necesite para subsistir, esto es simplemente un reflejo de que el desarrollo de la industria de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) ha sido clave para el éxito económico de estos países.

Ahora, ¿dónde sitúan las estadísticas a nuestro principal socio comercial, Estados Unidos? La data estadística del Banco Mundial indica que, en los Estados Unidos el 49% de la población era usuaria de internet. Catorce años después, nosotros alcanzamos apenas ese 49% que Estados Unidos alcanzó en 2001, mientras la misma nación alcanzó el 87.1%. A esto, se agrega el hecho de que las exportaciones de servicios de TIC han representado para EUA entre un 19.8% y un 23.4% entre 2000 y 2014, y que tanto sus importaciones como exportaciones de bienes TIC han representado entre el 9% y el 18% de las exportaciones totales de bienes en el mismo período. ¿Qué implica que para nuestro principal socio comercial, este sector sea vital en su economía? Precisamente que debemos estar a la vanguardia para garantizar mejores negociaciones. El intercambio efectivo de bienes y servicios TIC y la buena implementación de los mismos es un motor crucial para el desarrollo nacional.

Existe campo para crecer en esta industria. El alcance geográfico de las TIC en nuestro país va en constante expansión, y se debe velar porque continúe esa tendencia. No obstante, no es solo aumentar el alcance, sino garantizar una buena implementación, en aras a mejorar los indicadores socioeconómicos de la nación.