La Economía de Escala

Por marzo 1, 2017Sin categoría

Para las empresas o grupos particulares de una industria, resulta de gran relevancia entender que se puede lograr un punto donde incrementar el nivel de producción se traduce en una reducción de costos. Pero muchos se preguntarán ¿cómo se puede lograr este punto ideal si incrementar unidades de producto suele ser más costoso?

La realidad es que en la medida en que una empresa invierta en tecnología, especialice en mayor medida su mano de obra, y exista una división racional y equitativa del trabajo, este punto de reducción de costos puede alcanzarse con cierta facilidad.

La economía de escala es un término usado particularmente en la Microeconomía -rama de la economía que se basa en un grupo en particular, en general empresas- que explica la forma en cómo se puede ahorrar costos en la medida en que una empresa se expande.

Los costos suelen dividirse en fijos y variables. Los costos fijos son aquellos gastos que comúnmente no están relacionados con el volumen de producción de la empresa, y que se mantienen fijos independientemente del momento en el cual se encuentre la empresa; un ejemplo de ello es el costo del alquiler del local. Por otro lado, los costos variables varían en la medida en que los niveles de producción de la empresa varían; siendo un ejemplo de este, el costo de la materia prima necesaria para la producción.

La sumatoria de estos dos costos nos permite obtener el costo total de la empresa, que, al dividirse entre el nivel de producción, se convierte en el costo medio de la empresa. Es precisamente este costo medio el que nos ayuda a entender si una empresa se encuentra o no en una economía de escala ¿cómo? En la medida en que el costo medio disminuye con el número de unidades producidas, estaríamos enfrente de una economía de escala, pues unidades adicionales de producto no incrementan los gastos significativamente. Esto puede darse porque la maquinaria que se necesita en la producción es un costo que se usualmente hace al inicio de las operaciones y no varía con el nivel de producción; También, algunos costos variables, como la materia prima, se pueden adquirir con cierto nivel de descuento en la medida que el volumen de compras aumenta.

Es importante entender que las economías de escala no permanecen constantemente en el tiempo. Las mismas constituyen un punto ideal al cual una empresa debería llegar; no obstante, existe un punto donde los incrementos sucesivos de la producción se traducirán necesariamente en un incremento del costo medio de la empresa.