Inclusión financiera

Por marzo 29, 2017Sin categoría

A propósito de la IV Semana Económica y Financiera del Banco Central, es importante conocer el concepto de inclusión financiera, y todo lo que abarca.

Según el Banco Mundial, la inclusión financiera implica que las personas y las compañías tengan acceso a productos y servicios financieros útiles y asequibles que satisfacen sus necesidades, y se entregan de una forma responsable y sostenible.

Uno de los primeros pasos para mayor inclusión financiera es la tenencia de una cuenta de depósito transaccional. Las últimas estadísticas disponibles sobre este tema fueron publicadas por el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) a través de la Encuesta de Cultura Económica y Financiera en el 2014. Se estima que solamente el 43% de los encuestados contaba con una cuenta de ahorro, y aún más preocupante, sólo el 28% poseía una cuenta de nómina.

Los inconvenientes alrededor de la falta de tenencia de cuenta de depósitos básica no son triviales. Puede impedir que una persona tenga acceso al mercado laboral formal. También limita su acceso a productos financieros como las tarjetas de crédito, que son un instrumento que al usarse correctamente apoya en gran medida el flujo de caja de los individuos. Ni hablar de que esto compromete la capacidad de adquirir un préstamo para comprar una vivienda; un gobierno que trate seriamente el tema de la tenencia de viviendas tiene que ver por obligación la tenencia de cuentas de depósitos, que son el primer paso a la inclusión financiera.

Un punto importante para incrementar la inclusión financiera es facilitar innovaciones de productos y servicios en el mercado financiero, como los subagentes bancarios y los servicios digitales móviles. En este punto República Dominicana ha experimentado un avance significativo en los últimos años.

Un segundo punto importante que se ha introducido en República Dominicana es la propuesta de una Estrategia Nacional de Educación Económica y Financiera (ENEEF), publicada por el Banco Central, y apoyada en su preparación por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Esta propuesta comprende cuatro objetivos principales:

  • Promover el acceso y uso responsable de productos y servicios financieros;
  • Mejorar las capacidades económicas y financieras de la población;
  • Incorporar la estrategia al sistema educativo nacional;
  • Y establecer un esquema de gobernanza institucional que permita su implementación.

Se nota que la inclusión financiera es un tema de gran relevancia, y ya en República Dominicana se han tomado pasos importantes para trabajar su aceleración. Se espera que las propuestas de mejorar la inclusión se hagan efectivas y no queden solamente en el papel.


 

Fuentes: