Diversificación de las exportaciones

Por febrero 22, 2016Sin categoría

La República Dominicana ha sido líder en materia de exportación en diferentes productos como el azúcar, cacao, arroz, entre otros. Debido a esto, se pensaría que hoy en día algunos de estos productos y quizás aún más son parte del motor exportador del país.
El origen de las exportaciones se divide en dos grandes sectores, nacional y zonas francas. Las nacionales conforman el 45.89 % del total de las exportaciones que se realizan en el país equivalente a un monto total de US$4,039.5 millones en el año 2015, mientras que el restante 54.1% pertenece al sector de zonas francas, equivalente a US$5,632.9 millones para el mismo año.
Dentro de las exportaciones nacionales, las de naturaleza industrial son las que tienen una mayor participación con un 47% del total de las mismas, y dentro de éstas el rubro otros industriales participa con el 46% del sector. Le siguen los minerales, con un 30% de las exportaciones nacionales, dependiendo del oro en un 90%. Para el caso del sector agropecuario con una pequeña participación del 13%, el producto motor del mismo son los guineos con el 60% del mercado. Por último, se encuentran los bienes adquiridos en puertos que participan con el 9% restante, representado por combustibles para aeronaves en un 92%. En general, se esperaría una mayor diversificación de las exportaciones nacionales, cuando en realidad se concentra solamente en productos industriales, oro, guineos y combustible para aeronaves, considerando esta última más bien como una reexportación, dado el componente importado para su procesamiento industrial.
Para el caso de las exportaciones de zonas francas según su tipo de naturaleza, sólo se divide en dos grandes ramas: agropecuarios e industriales. Las industriales representan el 96% del total de exportaciones de zonas francas, impulsada por dos sectores, el de confecciones textiles (24% del total de industriales), y el de fabricación de equipos médicos y quirúrgicos (21% del total de industriales). Para el caso del sector agropecuario, con tan solo un nivel de participación del 4%, es un sector liderado principalmente por las exportaciones de cacao en grano, las cuales representan el 73% del sector y han mostrado un aumento para el 2015 de US$21.6 millones respecto al 2014.
Es interesante notar cómo el sector de zonas francas ya no está tan concentrado a nivel de productos, evidenciando una mayor diversificación a través del tiempo, sobretodo en productos industriales. Para el caso de las exportaciones nacionales, si bien su grado de diversificación a nivel de productos es amplio, no lo es para los países a quienes van dirigidos, dado que la mayoría de ellos (productos de construcción) se destinan sólo a Haití.
Al excluir zonas francas y oro del total de exportaciones, se evidencia la debilidad en la capacidad de generar ingresos a través de las exportaciones, que debería ser un gran motor para una economía como la nuestra, que además de ser productores agrícolas, gozamos de una ubicación geográfica favorable en relación a nuestros principales competidores.
Debería ser preocupante para los dominicanos el nivel de concentración de las exportaciones de nuestro país, en particular por la serie de hechos económicos en las que nos desenvolvemos actualmente, como la caída en los precios de los commodities, altas tasas de interés, presencia de baja liquidez y un ambiente internacional sociopolítico un tanto inestable. No conviene mantener una matriz de exportación concentrada y sensible ante leves cambios en el mercado. En este sentido, sería prioritario impulsar la diversificación de nuestra matriz exportadora tanto a nivel de productos exportadores como países destinatarios.