Transición de las telecomunicaciones dominicanas hacia el futuro

Por abril 10, 2017Sin categoría


Sin duda alguna, uno de los factores influyentes en el desarrollo de las economías durante los últimos 40 años es la evolución de los servicios de telecomunicaciones. Entendiendo que, una mejora de estos servicios puede influir en el desarrollo económico y, por ende, en la optimización de los procesos de producción, pudiera interpretarse que, la mejora de los servicios de telecomunicaciones puede generar un incremento del nivel potencial de la economía. Por lo tanto, el análisis de las tendencias de mercado de los servicios de telecomunicaciones es de suma importancia para conocer el avance en la demanda de dichos servicios.

A febrero del 2017, los servicios de telecomunicaciones se distribuyeron en 6.67 millones de líneas de teléfonos prepago (con un crecimiento interanual de -3.2%), 6.1 millones de cuentas con acceso a internet (21.6%), 2 millones de teléfonos post-pagos (3%), 1.1 millones de telefonías fijas (-3.2%), 743 mil suscriptores de televisión (10.5%) y 234 mil líneas IP (44.9%).

La gran mayoría de los servicios muestra una tendencia creciente. Sin embargo, resulta relevante destacar la caída en la evolución de la cantidad de usuarios que utilizan las líneas de teléfonos móviles prepago y las líneas de telefonía local fija. Ambos servicios mostraron niveles máximos a inicios de 2016, y desde entonces, han tenido decrecimientos acelerados.

En este mismo ámbito, el desuso de algunos de los servicios de telecomunicaciones no puede atribuirse a la pérdida de poder de mercado de alguna de las empresas distribuidoras ya que el mismo se ha mantenido estable desde 2015. Los principales distribuidores de servicios de telecomunicaciones son Claro Codetel y Orange Dominicana (en el caso de las telefonías móviles post-pagos, sus participaciones a febrero 2017 fueron de 58.6% y 39.7%, respectivamente). Destacamos que, Orange Dominicana no ofrece servicios de suscripciones de televisión o de telefonías fijas; en ambos servicios, el poder de mercado se encuentra distribuido principalmente entre Claro Codetel y Tricom.

Por otro lado, un caso bastante particular son los servicios de líneas IP; donde el principal distribuidor de este servicio es Tricom con 54.38% de participación, seguido de Claro Codetel con 37.1% y Wind Telecom con 6.89%. Las líneas IP son líneas que establecen la comunicación exclusivamente por conexión de internet. Es decir, esta tecnología permite que en lugar de tener varios servicios funcionando con redes independientes (una línea para el teléfono y otra para el internet), se pueda utilizar la línea de internet para realizar todos los servicios. Esto puede reducir considerablemente los costos fijos que enfrentan tanto las empresas como las familias, lo que explica por qué la demanda de los servicios de telefonía fija se ha reducido y la de las líneas IP ha incrementado. Aunque, este servicio tiene varios años en el mercado, entendemos que las empresas distribuidoras se han percatado de este incremento en la demanda, por lo que se han enfocado en aumentar su poder de mercado en este servicio (como es el caso de Claro) o bien, mantenerlo (Tricom).

Tanto las empresas distribuidoras como los consumidores de los servicios de telecomunicaciones se muestran constantemente en la búsqueda de minimizar los costos (ambos) y de incrementar la productividad (los primeros). Por esto es importante analizar las transiciones que el mercado tiene en cuanto a estos servicios se refiere. Actualmente vemos como los servicios de líneas IP van desplazando poco a poco los servicios de telefonía fija. Más adelante, luego de que las líneas IP estén implementadas plenamente, se podrán realizar estudios que midan el impacto de dicho servicio en la optimización de los procesos productivos.