Subsidio social

Por octubre 5, 2016Sin categoría

Un subsidio es catalogado como una ayuda asistencial de carácter económico realizada por el Estado, en dinero o en especie, otorgado a ciertos sectores de una sociedad que presenten carencias de diversas índoles. Siendo así, estos pueden aplicarse para impulsar ciertos objetivos dependiendo del sector al cual se les otorgue, estos pueden ser objetivos de producción, consumo, asistencia social o de bienestar. En este apartado sólo se definirá el subsidio social, que está orientado a satisfacer necesidades básicas de la sociedad.

Toda sociedad presenta carencias, aunque sean mínimas, dentro de su cotidianidad. Como parte del desarrollo social, el Estado siempre debe estar atento a estas carencias y buscar políticas que le permitan mejorar las condiciones de vida de la población. Muchas de estas políticas se enfocan en sistemas de subsidios, que les otorgan a los individuos en condiciones de vulnerabilidad extrema, ciertas combinaciones de ayudas económicas que les permitan llevar su día a día con relativa tranquilidad, hasta que puedan por sí solos superar el periodo crítico que los envuelve.

Un subsidio se define dentro de la academia como una “prestación pública asistencial de carácter económico y de duración determinada”, es social cuando los intereses del Estado están orientados al logro de metas sociales, traducidos en cubrir necesidades básicas. El ejemplo más notorio de un subsidio social es cuando ciertos individuos no pueden acceder a la canasta básica alimentaria, y el gobierno les otorga una ayuda (bajo diversas modalidades) con el objeto de beneficiarlos y resolverles el problema alimentario.

Muchos instrumentos pueden ser usados dentro de un sistema de subsidios. Definir el más óptimo no es lo determinante, no obstante, lo que sí debe ser clave es definir la duración y el compromiso de que a quien se le otorgue, sea lo suficientemente responsable para usarlo como un impulso para logros posteriores y no para causar dependencia y estancamiento.

En República Dominicana, el Estado ha impulsado a través de la Administradora de Subsidios Sociales (ADESS) un esquema de subsidios bien estructurado, que a través de transferencias monetarias condicionales y no condicionales, llegan a las familias dominicanas más vulnerables, para ayudarles a satisfacer sus necesidades alimentarias, hospitalarias y de incapacidad.